banner WIR

Breaking Bad 5×11: “Confessions”

Por Angélica Mualim 0

[En esta reseña se analiza detalladamente el undécimo capítulo de la actual temporada de la serie, por lo que no debéis seguir leyendo si no lo habéis visto]

Con un título cono Confessions era lógico esperar que en este capítulo empezara con el testimonio de Jesse. Pero Hank no lo iba a tener tan fácil, y menos con la relación que tiene con Pinkman. Jesse no niega que Walter sea Heisenberg, pero tampoco lo admmite. BB 511 - AbrazoParece ser que de momento Jesse no será el responsable de que pillen a Walt. Lo que está claro es que nada bueno puede salir de la relación entre Walt y Jesse y en algún momento algo se detonará. Saul consigue sacar a Jesse de la cárcel y organiza una reunión entre los dos exsocios, en la que Jesse confiesa sus verdaderos sentimientos y vuelve a acusar a Walt de haber asesinado a Mike. Su consejo de que Jesse se vaya a un lugar lejano es sólo para protegerse a sí mismo, pero Walt no tiene otra respuesta ante esa certera acusación que un forzado abrazo.

Walt siempre se ha lucido en esta serie por manipular a todo el mundo para conseguir lo que quiere, ya sea a un socio, a un enemigo o a su propia familia. Aparte de conseguir convencer a Jesse para que se busque la vida en otro lado, usa la historia de su cáncer para evitar que Walter Jr. visite la casa de sus tíos. Walter ya es un manipulador experto, y lo demuestra en la escena principal del capítulo: su falsa confesión. Cuando vimos a Walter grabando un vídeo de su confesión no dábamos crédito a que fuera a rendirse tan fácilmente, sobre todo porque Hank realmente no contaba con ninguna prueba en su contra. BB 511 - CenaSin embargo, el vídeo que les entregan en el restaurante no es lo que parece. Breaking Bad ya es una serie experta en cenas familiares tensas, y aquí hasta vimos a Marie sugiriéndole a Walt que se suicidara. Desde luego, no es una buena ocasión para interrumpir la conversación ofreciendo guacamole recién hecho. Cuando Hank y Marie llegan a casa se encuentran con una gran sorpresa, que por ahora es uno de los mejores momentos de la serie: la falsa confesión de Walter incriminando a Hank como cerebro de toda la operación. Hay que admitir que esto tiene bastante sentido, ya que Hank trabaja para la DEA y tendría contactos suficientes para montar todo el negocio sin ser atrapado. Espectacular la interpretación de Bryan Cranston, actuando como un personaje que actúa dentro de la ficción. Si bien es una amenaza más que suficiente, no creo que baste para que Hank desista de su intento de llevar a Walter ante la justicia.

El título del capítulo se refería a tres escenas: la no confesión de Jesse, la falsa confesión de Walt y la confesión sacada a puñetazos de Saul. Cuando Jesse finalmente accede a adoptar una nueva identidad y dejar Albuquerque, pensaba fumar marihuana mientras esperaba al asociado de Saul, pero no puede encontrarla. En su lugar encuentra un paquete de cigarrillos, lo que le recuerda a una manipulación similar que ocurrió hace unos meses cuando el cigarro de ricino desapareció y Brock fue envenenado. Jesse ata cabos rápidamente (demasiado rápidamente, a mi parecer) y se da cuenta de que Walt sí estuvo detrás del envenenamiento del chaval. Saul le confirma esto después de unos puñetazos más que merecidos, y advierte a Walt de lo ocurrido. Walt saca una pistola que tenía oculta y se dirige a su casa, mientras Jesse la cubre de gasolina.

Y ya está, ese es el final. ¿Hay alguna serie que acabe sus capítulos con más suspense? Yo creo que no. Me estoy planteando si es realmente buena idea ver los capítulos cada semana, o si será mejor esperar a que se emitan todos y ya verlos del tirón. Porque con este suspense las semanas se hacen eternas…

Os dejo con un vídeo que aclara mejor cómo Jesse se dio cuenta del cambiazo de los cigarros y cómo lo conectó con Walt.

banner WIR