banner WIR

El Misterioso Disco de The Casket Girls

Por Ross Gallagher 0

The Casket Girls es un grupo compuesto por las huidizas hermanas Phaedra y Elsa Greene junto con Ryan Graveface, de Graveface Records y también guitarra de Black Moth Super Rainbow. Etiquetas: Pop, Dream-Pop, Eerie-pop, aunque ésta última quizá se le ajusta más a su primer trabajo, Sleepwalkingdejando éste como un álbum de pop redondo.

Es un disco de tiempos medios, bases electrónicas y baterías son la excusa para las pegadizas melodías líricas con las que nos obsequian, de golpe directo, de las que te cazan a la primera escucha. Muestra de esto son la homónima “True Love Will Kill the Fairy Tale”, la canción que abre el LP, “Same Side” o “Chemical Dizzy”, aunque la mayoría de canciones transcurren por unos patrones similares e igualmente adictivos.

El estilo puede recordar a unas Warpaint menos oscuras, especialmente por sus armonías vocales femeninas, o Au Revoir Simone. En cualquier caso un ejercicio de cuarenta minutos de pop en mayúsculas que pasa volado, complementadas por una historia detrás de la realización del disco y unas letras que ellos mismos califican de “poco habituales” en un disco de este estilo.

La historia en cuestión, comienza con el encuentro casual de los miembros; Ryan encontró a las dos hermanas cantando una serie de extrañas canciones con un autoharpa en una plaza de su localidad natal de Savannah, y decidió proponerles este proyecto. Y continúa con la creación de éste segundo disco, en el que cuentan, tras pasar una noche por casa de las hermanas, Ryan les dejó una maqueta. Esa noche las dos hermanas estaban como en trance, una recitando poemas y otra anotando sin parar.

Al día siguiente, entregaron una cinta grabada a Ryan, diciéndole que no tenían ni idea de lo que había dentro, que si no le gustaba, que lo tirase. Pero lo que había dentro, éste disco, le pareció, y la verdad que es, realmente bueno. Eso sí, aquella versión es el disco antes de ser producido y mezclado, que es lo que le termina de dar el aire dream pop tan de moda. Cuenta también Ryan que luego hubo de enseñar las canciones a las hermanas como si las hubiera escrito otra persona.

La verdad es una historia que suena más a cuento de hadas, y nunca mejor dicho, dado el nombre del disco, que a otra cosa. Casi una estrategia de marketing amparado en el misticismo del grupo y la personalidad huidiza de las hermanas, a las que difícilmente se les puede poner rostro. Pero lo que es innegable es que el trabajo que lleva detrás les ha granjeado uno de los discos que más me ha llamado la atención en lo que va de año. Grandes canciones, grandes melodías, un gran trabajo.

banner WIR