banner WIR

Biffy Clyro ganó la partida del viernes; Arenal Sound

Por Redacción EER 0

Comenzaba nuestro viernes en Burriana con Sidonie, grupo que, ni por el horario ni por ser del estilo de música que apasione al público del Arenal, no tuvo demasiada afluencia de público pese a abrir la jornada en el Desperados. Los catalanes hicieron un buen directo intentando meterse en el bolsillo a esos cientos de sounders que se acercaron a cantar sus temas.

Tras unos conciertos de Triángulo de Amor Bizarro, Sidonie e Izal, sin demasiada afluencia de público, llegaba el movimiento al escenario Desperados con el concierto de Miles Kane. El británico comenzó con un gran ritmo que no cesó en la hora y cuarto que duraría su concierto, y pese a que en el Arenal Sound no encuentre a su “público modelo” por el seguimiento que pueda tener, el que tuvo fue notorio. El cierre con “Come closer” puso el broche final a un concierto en el que escuchamos temazos como “Inhaler” o “Don’t forget who you are”.

miles kane
Miles Kane/Arenal Sound/Vicent Comes

Le sucedería en el mismo escenario una hora más tarde Biffy Clyro, con una afluencia igual o incluso superior a la de Miles Kane, sin llenar pero con una notable expectación. Los escoceses cuajaron un gran concierto, para muchos de lo mejor del Arenal, pudiendo escuchar en directo grandes temas como “Black Chandelier”, “Biblical” o “Bubbles”.

Biffy Clyro/Arenal Sound/Vicent Comes
Biffy Clyro/Arenal Sound/Vicent Comes

Tendría su turno tras Biffy Clyro los británicos The Wombats, que se sirvieron de su fama ganada dos años atrás en este mismo festival para atraer numeroso público y realizar un concierto que, pese a no ser lo mejor ni del festival ni tampoco del día, si que fue de los que más seguimiento tuvo, más allá de los dj’s que tanto tirón tienen en Burriana, lo que le dio un plus a su directo.

Y llegó el turno de Madeon y salieron los sounders que andaban escondidos el resto de la noche para vibrar con lo que más gusta en este festival, la electrónica. Al joven dj francés (20 años recién cumplidos) no le faltó experiencia haciendo las delicias de un público entregado, con una sesión en la que predominó el electro pero en la que pudimos escuchar destellos de progressive y deep house que le dieron un toque especial, distinto al resto de la electrónica que disfrutamos en el Arenal Sound.

Cerramos nuestra jornada de viernes con la sesión de Elyella que, como ya hicieron en 2012 y 2013, amanecieron en el escenario de la playa una mañana de sábado. Y como en los dos años anteriores lo petaron y nos hicieron bailar con grandes temazos, lo que nos pone difícil el cansarnos en algún momento de esta pareja de dj’s.

Crónica realizada por Paco Brotons.
Fotos realizadas por Vicent Comes.

banner WIR