banner WIR

Fighter Pillow: Efecacia probada

Por Ignacio Sánchez 0

fighter pillow

En el mundo del pop y del rock está todo inventado. Eso es así, y Fighter Pillow se han presentado este año, que cuenta sus últimos días, con un debut que sin ser para nada original en cuanto a su sonoridad sí que ofrece una escucha disfrutable como pocos, más aún para los que nos declaramos fans de los sonidos noventeros.

Aunque su nombre pueda resultar desconocido para muchos, dentro de esta formación encontramos rostros tan familiares como Eli Molina (ex-Me and the Bees), Manu Herrero (Black Islands), Rubén Martínez (Maika Makovski, Ainara LeGardon) y Alfonso Méndez (lo:muêso). Una formación de primera para un debut que sin hacer mucho ruido se ha colado entre mis discos de este año.

Con la mirada puesta en la costa oeste norteamericana nos podríamos imaginar a este combo catalán en cuyo debut encontramos colaboraciones como las de Eric Fuentes, encargado de la grabación de las baterías, o la de Edu Chirinos de Las Ruinas al bajo.

Fighter Pillow son once temas de poco más de media hora donde podemos ver las dos caras de la banda de una manera bien diferenciada: una de rock oscuro como ejemplifican temas como “Eyebrow”, “Polars” o “Rollerskate”, y otra cara contagiosa, adictiva y fresca, a medio camino entre Hole y Ash. Singles tan redondos y radiables como “Rancorous”, “79 on flames” o “Gravity Axis” dan buena muestra de ello.

Un debut que debería servir para asentar esta nueva aventura musical para no dejarla caer como un simple entretenimiento pasajero. “Warriors” lo apostilla.


banner WIR