banner WIR

Un SOS 4.8 2015 muy sólido

Por A.Brotons 0

El Festival SOS 4.8 de Murcia cerró su edición 2015 como un festival consolidado.

El Festival SOS 4.8 demostró en su octava edición que su consolidación como festival urbano es una realidad. Nació como la cita que abría la temporada festivalera, y aunque ya hay festivales todos los meses, el SOS 4.8 les saca una ventaja en cartel y experiencia a sus precesores y puede seguir apelando a serlo. Un festival cómodo y agradable aunque pasaran por el recinto unos 35.000 asistentes por día.

El festival ha cambiado muy poco desde los últimos años, ya no hay esos tapones en la entrada,     los dos escenarios principales y el SOS Club siguen donde siempre, este último con un mejor escenario aún si queda, el famoso “coches de choque” quedó enterrado hace unos años para dar espacio al Escenario de bandas emergentes Jagermusic y la zona VIP la potencian con showcases exclusivos con Amatria o Anni B. Sweet que no pudimos disfrutar porque la prensa no tenía acceso.

La jornada la abríamos bien tarde, tras un multitudinario botellón en el “Escenario Eroski” con unas Hinds descolocadas y un sonido flojo del Escenario Radio 3 (el segundo principal). No sabemos que les pasó tras su buen concierto del pasado domingo en la Sala Sol. Tras la girl-band, nos fuimos al escenario de Estrella Levante para ver al cabeza de la jornada: Morrisey. La banda que le acompaña suena muy bien, Mozzer tiene una gran voz pero no acaba de enganchar a los que no somos tan seguidores del ex-The Smiths. Concierto plano que a uno le dio a mitad de concierto por ir a cenar y comprobar en sus propias carnes que no se podía, a no ser que te comieras un bocadillo vegetal. Vuelta al concierto y ver como mientras canta ponen animales sacrificándolos en los mataderos no es muy agradable.

Tras poner fin a Morrisey y poder cenar a gusto un buen bocadillo de carne a la parrilla, nos fuimos a Metronomy. Entre un fondo montado de nubes sintéticas nos ofrecieron un notable concierto de pop y synth. Bailable y alegre. De lo más destacado del viernes. Después fue turno de Years and Years, que nos sumergió en su electrópop de tintes comerciales. No están mal pero no convencen. Satellite Stories presentaban nuevo disco “Vagabonds” del cual se desprendieron muy rápido de su pildorazo “The Traps“, con trompetazos pregrabados. Concierto lleno de energía que hizo saltar y bailar a los infatigables del festival. Y para cerrar el viernes Elyella Dj´s volvian a encargarse, como en la pasada edición. Personalmente, no fue su mejor sesión, aunque sabes que siempre lo vas a pasar bien. Debo destacar su puesta en escena y el juego de luces, muy trabajado y hecho con mimo.

El sábado lo empezamos en una plaza habitual de la acogedora Murcia, Plaza de las Flores, conocida por su tapeo. Un festival se hace grande por el contenido y su contenedor. Si se solucionara, que no sé que puede hacer la organización, de alguna forma los precios desorbitados que ofrecen los hoteles de la ciudad en las fechas del SOS, sería sobresaliente. En otra plaza, la de la universidad, estaban los conciertos del Aperitivos SOS, pero no se puede estar en todos lados.

Y a nivel musical, Temples acogía nuestra particular apertura del sábado con un gran concierto lleno de psicodélica; de lo mejor del festival y un gran descubrimiento para muchos. No tan descubrimiento es Lori Meyers que acogía el concierto multitudinario con un gran bolo lleno de temazos; los más jóvenes seguían en karaoke y, para disfrute de los mayores de hits antiguos como “Mujer Esponja” o “Viaje de Estudios” evidenciando que se puede ser igual de fan que vago como para no escuchar discos de sus inicios; o es que no serán tan fans. Destacar la puesta en escena y los audiovisuales de cada tema. Y sí, aunque parezca increíble, The National no congregó tanto público como sus anteriores. Otro conciertazo de Matt Beninger y compañía que cada vez se dejan ver más por España. Como siempre temas de todos sus discos con sus imperdibles, “Fake Empire”, “Abel o “Mr. November” que le dio el testimonio a “Terrible Love” para que Matt se fuera de paseo entre el público, como es habitual, en el último tramo de su concierto. Canta genial, tocan genial y el cambio de audiovisuales para esta gira también genial. Y cerraríamos el festival con los divertidisimos FM Belfast, que empezaron flojos por el sonido del escenario Radio3 pero que poco a poco a tomaron forma. Gran recepción del personal que no paró de saltar y bailar con sus temas o alcanzar la épica en la versión de Wonderwall de Oasis. El final fue un poco verbena y “Underwear “encaja mejor en su directo con mayor potencia y ritmo.

Y con ellos terminamos una nueva edición del SOS 4.8 de Murcia, hasta el próximo año que será los 6 y 7 de mayo. Pocos peros para el festival, el sonido del Radio3 lo más reseñable. El “SOS” se ha consolidado como una cita imperdible en la temporada festivalera.

 

banner WIR