banner WIR

Sábado intenso en el Osa Do Mar

Por Claudia De Bartolomé 0

Ayer arrancaba la segunda jornada del festival con la bautizada por Fanto Fantini como ‘Sesión Bearmú‘: una sesión vermú repartida en cuatro lugares diferentes y muy bien coordinada. Abrieron la misma The Lost Omelette Makers (Boas Migas), quienes fueron animando al público con sus canciones pegadizas; tras su directo, llegaba el turno de Álex Casanova en la Vinoteca O Traste, congregando a un número ya elevado de personas disfrutando de su sesión y del buen tiempo; acto seguido, True Montains revolucionaba por completo a los asistentes en la Cervecería Kiko para, finalmente, dar paso a Thee Blind Crows en la terraza del Hotel Nordés.
Se trata de una gran iniciativa que ya tuvo lugar el año pasado y que, bajo nuestro punto de vista, es muy acertada, ya que mover el festival por diferentes puntos ayuda a dar visibilidad al pueblo y deja a la gente con ganas de más.

Sesión Bermu/Osa Do Mar/Claudia de Bartolomé
Sesión Bearmú/Osa Do Mar/Claudia de Bartolomé

Por la tarde, llegaba el turno de Batuko Tabanka (banda local formada por mujeres procedentes de Cabo Verde) y de Bala -estas chicas son alucinantes- en la playa de A Marosa, que daban paso ya a los conciertos en el recinto.

De Sofá Ambulante, pasando por When Nalda became punk, Hexany, Disco Las Palmeras!, Sexy Zebras, Capsula, Monstruo hasta llegar a Pálida, fueron desfilando uno a uno los grupos. Anoche hubo una gran mezcla de edades y estilos sobre el escenario y, además, tanto Sofá Ambulante como Hexany consiguieron ser parte del cartel gracias al concurso asociado al festival ‘Castelo Music’, realizado en el mes de julio y que ambas bandas ganaron (otra iniciativa que aplaudimos).

Sexy Zebras fueron los encargados de encender la noche burelesa desafiando al frío con su habitual puesta en escena (sin camiseta) y son los grandes destacados.

Sexy Zebras/Osa Do Mar/Claudia de Bartolomé
Sexy Zebras/Osa Do Mar/Claudia de Bartolomé

Finaliza, pues, esta segunda edición en la que se ve una evolución respecto a la primera. Un equipo coordinado, una producción de diez y una clara línea ascendente en cuanto a asistentes.

¡Deseando que llegue ya Osa do Mar 2016!

banner WIR