banner WIR

Crónica XI Edición Gazpatxo Rock

Por David Casas 6

Tarde, pero servidor y un par de amigas nos dirigíamos hacia Ayora a toda mecha, dispuestos a evitar perder el menor tiempo posible. Pronto empezaron a acumularse las llamadas por parte de colegas de diferentes puntos del Estado. Frases como “Eh tío, que este año son pulseras de tela” o “La carpa no está nada mal, aunque en ciertos puntos puede ser horrible” sonaron en mi teléfono. Y esto es lo que ha supuesto la XI Edición del Gazpatxo Rock: avanzar, crecer más aún, y colgar un “sold out” otro año consecutivo.

Funkiwi’s nos perdone la ausencia. Los tiempos nos superaron, y llegamos tarde. Muy tarde. Para compensar, señalaré lo divertido que puede ser ir de un lado a otro del festival, buscando donde acreditarnos. Desde luego, es una experiencia más, en la que conoces a una pequeña parte de la gente encargada del festival. Muy majas (sí, majas, me parece interesante destacar el número de mujeres trabajando en el festi, bastante superior que en muchos otros) por norma.

gazpatxo-rock-los-de-marras1-rocksesion
Los De Marras/Gazpatxo Rock/RockSesion

Los de Marras sonando, y uno se empezaba a poner nervioso en la cola para entrar, quizá una de las cosas que se hizo más pesada en las primeras horas de esta XI edición. Siendo una de mis propuestas rockeras (o como lo llaman ellos, guarrocanrol) perderse canciones como Malabares duele. Pero no dejaron de sonaron los temazos de su último disco, combinados a la perfección con trabajos anteriores. Así, “Escápate” o “Diosa de la noche” sonaron con otras joyas como “Revolviendo”, la dura pero sorprendente “Futuro?!” o “A tu vera”, para finalizar con un doblete que a veces incluso ha servido como introducción: “Ruido” y “Hoy”

gazpatxo-rock-kaotiko4-rocksesion
Kaotiko/Gazpatxo Rock/RockSesion

A Kaotiko les tenía ganas. Creo que fue en este concierto donde empecé a perder la gran parte de mis energías. Y no es para menos, porque debo decir que su directo fue uno de los más brutales. Rocanrol y Juerga como introducción a la de hostias que me iba a llevar entre pogos. Curioso cuanto menos que sea esta formación quien se ocupa de tocar “No somos nada” y a Evaristo se le olvide. “Psycho” es una canción que disfrute como el enano que soy. “Código Rock” como previa al disco que va a salir estuvo bien, y más si llega tras “Fuera de Juego”. Pero el boom vino con “Otra Noche”, que, sin querer hablar de posturetas, es una canción conocida por todo el público. Y se disfruta. Mucho.

Me sabe muy mal, pero para Def Con Dos me remito a la crónica que realice en el Parental Advisory Fest. No termina de hacer justicia, puesto que Dos Tenores Def suena mucho más tranquilo que la formación original, pero ahí está. Serán analizados en un futuro, y en mí defensa diré que fue por una buena causa: ante jornadas de más de 14 horas de música, en algún momento debes parar para reducir el ritmo y alimentarte.

Lendakaris Muertos/Gazpatxo Rock/RockSesion

Ver desplegada la bandera del oso panda, cuando hace unos meses lo veía como algo muy lejano es maravilloso. Lendakaris Muertos, esta vez sí, con su nuevo trabajo. Abrir con “Tenemos a la pasma” y “Estamos en esto por las drogas” sirvió para ir dando lugar a los más de 30 temas que tocaron. Por bloques, se puede destacar del primero ”Detector de Gilipolleces” ”Modo Dios” “Violencia En Acción”, “Odio El Fútbol”, “Nuklearrik Bai” y “Héroes de la Clase Obrera” una transición “tranquila” para lo que es Lendakaris con “Ni sí, ni no, ni todo lo contrario” y “Vine, Vi, y me vendí” para entrar a la segunda parte del concierto. “Gora España”, “Fuimos ikastoleros” y “Húngara Chúngara” una de las mejores (ya era hora de mojarse) entre muchas otras para cerrar con “Veteranos de la Kale Borroka”

Pausa publicitaria: estad pendientes del Enano estos días, ya que la entrevista con Lendakaris (concretamente con Joxin y Joxemi) está a punto de llegar.

Tras este ligero parón (que tuvo el mismo efecto en la realidad, coger aire) llegué tarde a Aspencat. Pero bueno, nada que no se arregle tras haberlos visto muchas veces. Han logrado combinar sus 3 últimos trabajos, logrando atraer a un amplio público. Con sus trabajos fueron virando del ska-mestizaje valenciano a bases mucho más electrónicas, y canciones como “Som moviment”, “Antimatèria”, o “Serem un cicló” no fallan nunca, al igual que el combo “L’herència”, “Naixen primaveres” y “L’últim segon” que suele dar pie al final “Batega la ciutat” y rematar con “Quan caminàvem”

Ya lo he decidido, de mayor quiero ser Evaristo Páramos. Gatillazo vive, y al fin me quito esa espinita clavada. Aun con más de un momento de temor por la salud de un icono, este siempre se levanta, y deja caer temazos como “Lehendakari”, “Tortura” o “Número Uno en USA”, para seguir sumando y volver a tocar algo de La Polla Records: “Los siete enanitos” y “Txus” despertó a los veteranos. Aunque sonaron muchas más, dos cosas curiosas se dieron en este concierto. No vimos nada nuevo, y hablando de la nada, como ya he mencionado en Kaotiko esa canción no se escuchó desde la voz de Evaristo. Sorpresas mayúsculas.

gazpatxo-rock-narco4-rocksesion
Narco/Gazpatxo Rock/RockSesion

Si en Gatillazo estaba deseando mi muerte (o un milagro para poder continuar) Narco, con su estilo único en este ambiente, supuso olvidar como moverse. “Satanízate”, “Ahí fuera”, “Son ellos”, con clara referencia hacia ciertos elementos dedicados a la represión, dieron paso a muchos más temas. “Vizco” y “Demolición” lograron animar a un público que notaba el cansancio más y más. Destaco “Tu dios de madera” y “Dame veneno” un par de temazos que sirvieron para coger carrerilla hacia el final: “Chispazo” y “Puta policía”

ZOO tuvo un doble fin. Por un lado, respirar, saliendo antes de que comenzase. Por otro lado, la formación valenciana no tiene mucho misterio. Con un solo trabajo y un par de versiones es capaz de movilizar a mucha gente, pese a ser las 4:00. “Estiu”, sonó entre muchas otras como “Vull”, canciones que sostuvieron este concierto, donde la gran triunfadora fue, junto a la versión de “Camins” de los también valencianos Obrint Pas, “Corbelles” que  cerraron la última actuación del Gazpatxo.

En definitiva, el Gazpatxo sigue creciendo y evolucionando, contentando a todo su público. Fallos de planificación como pudo ser la carpa (que incluso se quedó corta) no manchan la gran experiencia. ¿En 2017 repetimos?

PD: No, no puedo olvidar los agradecimientos. Particularmente, a RockSesion por ceder fotos muy buenas, junto a los chicos de Mundo Paralelo por los vídeos

banner WIR