banner WIR

Triángulo de Amor Bizarro: Salve Discordia

Por África Bastida 2

Triángulo de Amor Bizarro: Salve Discordia

8.0

Nota
8.0
80%

Me aventuro a hacer esta reseña a ciegas, o mejor dicho a sordas, ya que nunca antes me había planteado escuchar a este conjunto gallego. Y es así como, dos meses un día más tarde de la publicación de su último trabajo; Salve Discordia, soy capaz de estructurar y asimilar lo que he estado escuchando hasta ahora.

Haciendo un breve resumen de la vida y milagros de Triángulo de Amor Bizarro, me veo encerrada entre guitarras y voces en eco que desde un principio me agobian, pero son canciones como “Ardió la Virgen de Las Cabezas” o “Estrella Azul de España” las que me hacen, como mínimo, intrigarme cada día un poquito más por los gallegos. No se puede empezar una casa por el tejado, tanto es así que me hundo por completo en los primeros trabajos de la banda para acabar de encontrarles el punto. Muchos han sido los trayectos de autobús en los que la voz de Rodrigo Caamaño me ha acompañado, y por fin, tras haberme sentido mínimamente informada y cómoda con el sonido del grupo, decido darle una oportunidad a Salve Discordia.

Iniciando el disco, “Desmadre Estigio” nos deja un ambiente distendido que ayuda a abrir el oído para lo que viene a continuación, que no es ni más ni menos que una de las canciones más cadenciosas del trabajo; “Gallo Negro Se Levanta”. Fuerza, energía y distorsión que rozan la normalidad, el redundante sonido TAB que nos augura un directo lleno de saltos y pogos. Que sí, que nos encanta este rollo cañero, que como he leído por ahí “roza el sobresaliente”. Personalmente me aburre, me sume en monotonía. Asimismo, ¿será un problema de mi audición o la letra es ininteligible?. Sintiéndolo mucho, no dejo que la canción acabe y paso a la siguiente; “Barca Quemada”, en la que la voz de Isa me sorprende gratamente. Un sonido ciertamente popero, sin perder sus guitarras y batería características, le da a mi ánimo un empuje para seguir analizando este trabajo de forma positiva. De nuevo la fémina del conjunto lidera este nuevo tema. “Seguidores” se convierte en la canción más sentimental del proyecto, con un toque psicodélico más que agradable que ya iba echando de menos. Un final que rompe bastante esperado nos termina de confirmar la rabia de un corazoncito roto. No reprimo mi tentación y pulso el replay, era necesario. “Baila Sumeria” se une a este trío que defiende Isa con su voz, siguiendo el patrón de la innovación con sus ya arraigadas guitarras y concierto. “Cómo Encontró a la Diosa” revoluciona el cauce que estaba tomando el disco para posteriormente ser calmado de nuevo con “Qué Hizo por Ella Cuando la Encontró”. Qué romanticones se nos ponen TAB con estos temas, no sin dejar de lado su característica sutileza ‘habría votado a la derecha por ti/habría dado mi moto por ti’. No encuentro nada que destacar sobre “Nuestro Siglo Fnord”, una más una menos. Por fin la esperada “Euromaquia”, crítica clara y absoluta, con una banda que la acompaña a la perfección ‘Europa es una zorra, está matando a su juventud’. Al igual que “Gallo Negro Se Levanta”, este tema nos ofrece a unos Triángulo en estado puro, mas esta vez destacando, saliéndose, rozando el sobresaliente. Lo mismo puedo decir de los siguientes minutos del disco, “Luz del Alba”. Por último y no por ello menos importante, “O Salve Eris” cierra el disco de una manera espectacular, de nuevo asomando esa psicodelia característica sin necesidad de sintetizadores. Una canción desconcertante cuanto menos, en la cual se nos mantiene a la espera de un estallido final que por supuesto llega en el último minuto, en el momento exacto, cerrando este discazo de Triángulo de Amor Bizarro que se ha mantenido a la altura de las expectativas.

banner WIR