banner WIR

Descubriendo a Auxili

Por David Casas 1

Auxili sobre el escenario

Es hora de pedir disculpas. Tras una semana arrolladora, llegó un fin de semana de fiesta con varios conciertos por medio. Esto es lo que ha impedido que la sección llegase, como de costumbre, el domingo. Por cierto, hoy tenemos aquí a uno de los grupos que tras 5 meses de descanso subió al escenario en Valencia para estrenar su nuevo disco. Hoy Descubriendo a… Auxili

Viajamos hacia Ontinyent, pueblo valenciano del que últimamente han surgido diferentes propuestas musicales. En este caso, un grupo de jóvenes músicos se reúne para crear algo nuevo, rompedor, y que diferencia al resto. Así nace la banda, que, tras unos pequeños cambios en sus componentes, comienza a hacer camino en los escenarios.

Si en la entrada anterior analizábamos el guarrocanrol de Los De Marras, en esta viramos hacia un reggae fiestero, con cierta influencia del ska, e incluso toques de ragga y algo de rap. Una propuesta musical que con el tiempo ha sido capaz de asentarse y mejorar. Ellos mismos son críticos con su primer trabajo, Existirem, ya que fue el “primer intento de composición serio” de una serie de personas que se juntaron para crear música. A mi gusto, no fue ni mucho menos una mala presentación, ya que con este disco lograron hacerse un hueco en la escena musical valenciana. ¿Por qué?

Con la presentación de este disco, lanzado en 2011, Auxili quedó como una banda que estaba recuperando un estilo que tenía pocos referentes en el País Valencià: reggae. Pese a ser un primer intento, el disco fue muy digno, mostrando una serie de ritmos que simplemente desaparecieron del panorama para evolucionar hacia el Ska o dubstep -esto se le puede preguntar a Aspencat-. Así, canciones como “Si ve la Policia, que comienza con un ritmo muy lento, pero evoluciona para quedarse en un reggae con estribillo animado.  “Existirem…?” que da nombre a este disco, con un sonido más potentes en los vientos -algo que se ha ido puliendo a lo largo de este tiempo, de nuevo contando con un ritmo más rápido que los trabajos actuales. Por último, “No!” es el tema más eficaz para valorar el cambio en Auxili. Prácticamente es una canción construida sobre el ska, y con nula esencia reggae, algo que se puede escuchar sin hacer mucho esfuerzo. Además, se destaca el poco peso que tenía Esteve en las voces, oyéndole en muy pocos temas.

Para nuestra suerte esto último cambió cuando llegó “Dolç Atac”, disco que catapultó a Auxili hacia carteles de muchísimos festivales. No solo en su tierra, si no fuera de esta. Destacando particularmente su aparición en el Viña Rock, donde repetirán este año, este gran salto adelante no solo se debió al protagonismo que cogió Esteve, sino a una mejora a la hora de componer, y un par de cambios en el grupo que fueron un avance. Además, colaboraciones de personas como Alex Seguí (vocalista en La Gossa Sorda) o Julio y Senka (La Raíz) permitieron que fuesen tomados aún más en serio. Ya no era un grupo de amigos que se había juntado para hacer música, ahora tenían a componentes de otros grupos respetados en esta escena musical apoyándolos. Junto a muchas ganas de trabajar, este despegue era lógico.

Es complicado seleccionar unos pocos temas de este disco. De su trabajo hasta hoy, lo mejor. La evolución tardó poco en notarse, y por eso ahora me veo en problemas para destacar lo mejor, cuando cualquiera que escuchéis puede serlo. Pero en estas cosas siempre toca mojarse. “Abismes” fue el single con el que se presentaron. Fija en los directos de hoy, la voz de Alex logra que el nivel de la canción suba. Colaboración de 10 a un tema que olvida el ska para perfeccionar ese reggae que ahora es sinónimo del grupo. Letra muy poética, con versos como -traducido- “Y dices que es duro, hablar de futuro, pues derribamos otro muro, si estoy contigo me siento seguro.” “Revoltes” junto a otro gran tema como es “Rude Girl” se encargan de cumplir una función vital: no matar el directo. Aquí el reggae queda algo apartado para acelerar el directo y despertar al público. Discrepo en esta práctica, pero suelen traer con ellas pogos. Por último, una de las canciones que erizan los pelos “Lliure” habla sobre la propia libertad, y supone ver a todo el público colaborando con sus mecheros/móviles, coreando el estribillo -altamente pegadizo-. Y podría seguir destacando cosas, pero mejor escuchad el disco. Vale la pena cada segundo invertido en él.

70 conciertos a las espaldas en menos de 2 años dicen mucho de ti. O como mínimo, que algo estás haciendo bien. Desde festivales pequeños en pueblos remotos, pasando incluso por el Rototom, donde también repetirán, mucho tiempo después de presentar el primer single, Auxili lanzó Instant Cremant. Con unos cuantos años de recorrido, Auxili ha aprendido que hacer y que no, que incluir en sus trabajos y que suprimir. Además, han hecho muchos amigos, donde destaca una gran amistad con Juantxo Skalari, al que le comentaron de cantar en valenciano y parece que funcionó muy bien. Salto de calidad, buscando aún más conexión con el público, nuevos sonidos y mejoras en las letras.

De nuevo, la experiencia trae muchas mejoras. Unos reajustes en “Detonem l’Estona” hacen de este primer single una canción prácticamente diferente a la presentada hace unos cuantos meses. Cargada de reggae y varias connotaciones políticas, quizá es de las mejores del disco. “L’Ona”, con un videoclip grabado en su propia tierra, destaca por ser de las más animadas del disco. “Donem la Cara”, canción con la que comenzaron su directo de presentación de este disco, es una canción con unos vientos sólidos detrás, y un estribillo que incita automáticamente a bailar. Por último, “A 7 centimetres” canción que llegó en la recta final del concierto, peca de una letra demasiado romántica -nada nuevo bajo el sol- pero es otro de los motivos por los que Auxili ha llegado a estar donde está. Pueden presumir de un reggae que no desentona frente a otras propuestas a nivel nacional, que con el tiempo seguirá mejorando.

Grupo joven, muy joven, pero con mucho futuro por delante. Desde su primer disco, solo han necesitado 5 años para desfilar por todo tipo de festivales. El tiempo decidirá donde acabará, pero suponemos que muy lejos. No hay nada que pueda frenar el reggae desenfadado que les acompaña, y aunque el ska que se escuchaba en sus orígenes ha ido quedando rezagado, no supone un problema. Auxili es sinónimo de reggae, y quien sabe si en un futuro no son sinónimo de uno de los mayores exponentes de este género en valenciano.

Auxili / 9 de abril / Fotografia On Tour
Auxili / 9 de abril / Fotografia On Tour

En anteriores semanas, descubrimos a: Aspencat, Skakeitan, Lendakaris Muertos, Mafalda, Los de Marras

banner WIR