Hosting WordPress

Entrevista a Superorganism: Internet lo es todo

Por Ignacio Sánchez 0

entrevista a Superorganism

Entrevista a Superorganism

El buen olfato del que siempre ha presumido el Primavera Sound parece no tener fin. Son muchos los artistas que nos han descubierto, bien sea en la edición primaveral o en la otoñal del Club, como ha ocurrido con Superorganism. En la era de las redes sociales, los Youtubers y demás, este combo formado por ocho artistas venidos de distintos países consiguió llamar la atención del mismísimo Frank Ocean con tan solo un single. De ahí a subir como la espuma para anunciar su esperado álbum de debut bajo el paraguas de Domino Records fijado para este próximo 2 de marzo. ¿Un nuevo hype? Sobran las excusas para citarse con ellos, concretamente con su vocalista Orono y Emily. Con gesto algo cansado tras todo un día de promoción en Madrid nos metemos en harina.

¿Cómo se formó Superorganism? Algunos de vosotros veníais de otra banda como The Eversons.

Emily: The Eversons es simplemente uno de los pequeños proyectos en los que ha trabajado este grupo de amigos que llevamos tocando en grupos de música de muchísimos tipos (heavy metal, rock, indie, jazz), mucho tiempo y eso se ve reflejado un poco en su música de hoy. Pero remontándonos a los orígenes somos un grupo de amigos que nos hemos ido conociendo a lo largo de diez años, como si fuese una bola de nieve, ya que poco a poco fue arrastrando a más gente. Nos conocimos en foros de música de Nueva Zelanda hablando entre nosotros cuando éramos adolescentes a la vuelta del instituto, compartiendo vídeos y fotos absurdas (rollo memes). Poco a poco fuimos cambiando de ciudades para mudarnos juntos como por bloques, y de cada casa fueron saliendo diferentes tipos de artes. Hubo un momento en el que seis de nosotros nos mudamos desde Auckland a Londres. Con The Eversons hicimos un tour de indie rock que llegó a Japón, y al tocar en Tokio apareció Orono.
Orono: Sí, conocí al grupo gracias a las recomendaciones de YouTube.
Emily: Nos caímos bien y estuvimos haciendo el cafre, yendo al zoo, al Hard Rock Café… Mantuvimos el contacto y subíamos nuestras versiones de temas de Pavement y otras bandas a Soundcloud. Era súper guay.
Orono: Muy guay. Pero nunca subí nada a Bandcamp y eso que yo podría ser un prototipo de persona que lo hace.
Emily: Tú eres más de Soundcloud.
Orono: Quizás quisiera ser una rapera de Soundlcoud.
Emily: Lo hiciste pero no lo remataste. (risas) Seguimos en contacto mientras Orono se fue al instituto en Estados Unidos y seis de nosotros estábamos en Londres y Soul en Sidney. Nos gustaba eso de experimentar con la música, nos mandábamos nuestras movidas de sintes, bases y demás y esperábamos que Orono las cantara y más o menos así surgió “Something for your M.I.N.D.” y fue como “¡vaya, si parecemos un grupo de verdad a pesar de vivir en países distintos!”. Molaba mucho. Subimos el tema a Soundcloud y explotó. En definitiva, es una historia muy larga y épica sobre gente que se va conociendo gracias a internet viviendo en rincones del mundo distintos, y quedan y hacen música… ¡Es épico!

¿Ahora todos vivís en Londres? ¿Por qué?

Emily: Pues porque seis de nosotros ya vivíamos en Londres. La verdad es que cuando decidimos movernos de Auckland buscábamos nuevas aventuras en una ciudad grande y cosmopolita, y Londres nos pareció una buena elección. Estando en Londres nuestra música empezó a gustar e incluso nos pedían tocar en directo ¡y cobrando! Así que intentamos vivir todos juntos, pero es gracioso porque realmente podríamos estar viviendo en cualquier sitio. No nos sentimos especialmente conectados a ningún lugar sino a la gente con la que nos rodeamos. Todos tenemos nacionalidades distintas y hemos crecido en sitios donde no nacimos, como por ejemplo yo que nací en Australia y me mudé a Auckland. Es difícil elegir un sitio como “tu casa”, así que realmente para nosotros nuestra casa es donde estemos todos juntos. En realidad es perfecto, porque como solemos estar de tour cuando volvemos tenemos nuestra pequeña casa.

¿Creéis que Superorganism podría haber existido sin internet?

Emily: No. Superimposible. Hay un montón de razones por las que no podríamos haber existido sin internet. Lo primero es que todas nuestras influencias y gustos por la música están muy marcados por la cantidad de distinta música que escuchamos desde que somos muy jóvenes, desde Napster hasta hoy en día con Spotify. Además, nunca nos habríamos conocido ya que somos de distintas partes del mundo. Aparte de todo esto nunca habríamos podido aprender a hacer música por nosotros mismos desde casa, que es lo que estamos haciendo, ni podríamos haberla subido a ninguna parte ya que nuestra única manera de hacernos conocer era a través de Soundcloud. Nada de esto habría pasado sin internet, así que no habríamos podido ser una banda.

Foto por Jordan Hughes

¿Cómo habéis trabajado para crear el album viviendo en diferentes ciudades?

Orono: Grabamos la mitad del disco viviendo en sitios distintos, pero incluso viviendo juntos lo hemos hecho de esa manera, enviándonos archivos entre nosotros trabajando desde nuestras habitaciones. La unica diferencia es que hemos podido trabajar más rápido porque no teníamos que preocuparnos por las diferencias horarias y esas cosas que entorpecían el proceso.

¿Cómo creais vuestro sonido? ¿Tenéis una idea y simplemente os la enviáis entre vosotros?

Emily: No, la manera en la que funciona es que todos tocamos distintos instrumentos y cantamos, así que básicamente lo que hacemos es directamente grabar nuestras ideas y enseñarlas al resto de componentes y a gente. Lo que buscamos con esto es esa reacción instantánea que de repente golpee a alguien. Esa es la manera en la que lo hacemos. Es bastante directa y dinámica, ya que son las ideas las que trabajan por sí mismas. Esto hace que todo el mundo tenga la mente más abierta a las distintas posibilidades.

“Tenemos miles de canciones. No hemos parado de componer desde enero del año pasado”.

¿Cómo de importante es compartir casa en el proceso creativo?

Orono: Creativamente no lo es mucho, la verdad.
Emily: No sé…
Orono: A nivel creativo no hay tanta diferencia. Lo más importante de la banda es que nos inspiramos entre nosotros y para eso no hace falta vivir bajo el mismo techo.
Emily: Desde adolescentes estamos acostumbrados a comunicarnos por internet, mensajeándonos por Whatsapp, Facebook o lo que sea.

Vuestro álbum de debut recoge todos los singles que habéis ido lanzando el año pasado. ¿Pensáis que merecían estar aquí porque son lo suficientemente buenos? ¿Tenéis más canciones guardadas?

Emily: Sí, definitivamente, tenemos miles de canciones. Las de este álbum son las primeras 10 canciones que escribimos y sentimos que deben ir todas juntas, que ese es su sitio. Pero para nada hemos dejado de escribir y grabar. No hemos parado desde enero del año pasado. Tenemos muchísimas ideas y proyectos.

¿Y tenéis planeado sacar las nuevas canciones el año que viene?

Emily: De momento estamos centrados en este álbum. Estamos bastante verdes en temas administrativos, no se nos da bien. Lo nuestro es simplemente crear música y arte. Para mí sacar cosas nuevas es una idea bastante abstracta.

Vuestra música es una especie de collage con trozos de aquí y de allá, como vuestros videoclips. ¿De dónde saca las ideas Robert? ¿Es él el único encargado de este apartado?

Emily: Sí, es el creador visual. Se encarga de expresar con imagenes nuestras conversaciones, el día a día de ocho personas. Todas sus ideas salen de nuestras conversaciones, literalmente. Son elementos de nuestras personalidades, como un collage de todas las cosas que nos gustan, odiamos, nos dan miedo y todas estas emociones.

¿Qué significa para vosotros la ballena? ¿Por qué la tenéis como icono?

Orono: Es nuestro espíritu animal.
Emily: Es un elemento que está en nuestras vidas de una manera un tanto extraña. Un día estábamos compartiendo vídeos e imágenes en nuestro grupo de Facebook y Robert encontró una ballena que nadaba en la pantalla y pensamos que era demasiado guay. Además es un gran símbolo porque es un gran superorganismo (referencia) porque es un animal que tiene sus propias plantas creciendo en él y animales que le rodean y acompañan por todo el océano y luego cuando mueren se hunden creando un propio ecosistema. Es como un gran círculo de la vida. Además, la ballena ha ido apareciendo en nuestras vidas como una especie de señal.
Orono: Ya, la verdad es que es bastante raro, porque justo en la época en la que todo esto estaba ocurriendo yo iba a clases de oceanografía y la profesora nos pidió un trabajo y yo lo hice sobre la ballena azul. Y recuerdo estar en las clases y que Emily me mandara el logo de la ballena y yo decir “¡pero qué cojones! ¿Me están espiando a través de alguna cámara?”
Emily: Creo que era la ballena la que veía lo que hacías. (risas)
Orono: Da bastante miedo, ¿no? Vigilada por la ballena.

¿Cómo fue el momento en el que os disteis cuenta de que Frank Ocean ponía “Something for your M.I.N.D.” en una de sus Playlists?

Orono: Muy loco (dice en castellano “loco” y se ríe)
Emily: Fue muy muy loco. Fue muy intenso. Nosotros simplemente subimos la canción sin avisar a nadie y en dos semanas Frank Ocean lo puso en uno de sus programas y fue como “¡guau!” Nos encanta Frank Ocean y que nos pusiera a nosotros era como recibir un mensaje de vuelta por parte de alguien que nos ha influenciado. Fue como si estuviésemos en el espacio, era como otro universo. Una locura.

¿Y cómo fue el fichaje por Domino Records? ¿Fue algo esperado?

Emily: Muy guay.
Orono: Otra locura.
Emily: Fue muy loco. Harry conoció a Laurence Bell, uno de los fundadores del sello, y vino a hablar con nosotros. Estábamos flipando. Simplemente es un gran fan de la música como nosotros y quería discutir de música con el grupo. Compartíamos la misma visión de todo y conectamos desde el minuto uno.

“No tenemos miedo al fracaso, somos demasiado buenos”.

En “Nai’s March” parece que estáis jugando a un videojuego. ¿De dónde habéis sacado ese sampler?

Orono: Pues de ningún videojuego en específico.
Emily: Grabamos tantisimas cosas del mundo que nos rodea que no sabemos exactamente de dónde sacamos ese sonido, pero es verdad que la mayoría de ellos los creamos nosotros mismos a raíz de los sonidos aleatorios que vamos grabando. Es como un gran collage sonoro.

¿Tenéis miedo al fracaso después de toda esta expectación?

Orono y Emily contestan a la vez: No. (risas)
Orono: Somos demasiado buenos (risas).
Emily: Realmente estamos muy verdes en este aspecto. No tenemos ni idea de festivales ni nada de eso. Nos encanta poder estar viviendo este momento haciendo lo que nos gusta e intentamos no preocuparnos por otras cosas. Solo disfrutamos los conciertos y de la gente que viene a vernos.

Muchos de nosotros conocimos a Superorganism cuando os confirmó el Primavera Club el año pasado. ¿Cómo fueron esas experiencias en Barcelona y Madrid?

Orono: Fue bastante divertido y emocionante.
Emily: Era nuestro cuarto (Barcelona) y quinto (Madrid) concierto y fue muy loco por aquel entonces darnos cuenta de que había gente en España que quería vernos y escuchar la música que habíamos hecho desde nuestras habitaciones. Aún sigo pensando que todo esto es una broma como en El Show de Truman, que venga alguien y nos diga que nada es real. ¡Y España es muy guay! Tengo muchísimas ganas de volver a tocar aquí. La gente se vuelve muy loca y eso nos hace disfrutar aun más.

¿Os veremos de nuevo por aquí? (cuando se realizó la entrevista aún no habían sido confirmados para el Primavera Sound 2018)

Orono: Sí.
Emily: Tenemos planes de venir un par de veces más, es lo que queremos. Nos encanta España, así que nos veremos de nuevo por aquí.

Es que tenéis confirmadas fechas para esta primavera pero ninguna por España.

Emily: Estamos trabajando en muchos cosas, deja que ocurran. No te preocupes. (risas)

Y ya la última: Cantáis que “todo el mundo quiere ser famoso”. ¿Queréis ser famosos?

Emily: Queremos que nuestra música sea famosa, pero no serlo nosotros. ¿Cómo le ves Orono?
Orono: Iba a decir que quería ser Jake Paul cuando crezca pero… (Emily se muere de risa)
Emily: Creo que en cierta manera todo el mundo quiere destacar en algún aspecto, ya sea a gran escala o algo más insignificante. Como ser el gracioso del grupo de amigos o ver cuántos likes tiene tu plato de comida en Instagram. Supongo que nosotros queremos ocupar ese papel con nuestra música.


Foto de portada por Jordan Hughes.

Hosting WordPress