Broche de oro para el final del #15FestivalSevilla

Por Carmen M. Moral 0

Los conflictos bélicos, el colectivo LGTB y la animación han sido los puntos fuertes de estos premios

Hoy Sevilla despierta con resaca de cine. La 15 edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla puso su fin el pasado sábado. En esta ocasión, el Giraldillo de Oro fue concedido por el jurado (formado por Nerea Barros, Rosa B. Collins, Marion Döring, Inés Nofuentes y Jonás Trueba  a ‘Donbass‘. Esta película de Sergei Loznitsa trata en tono de sátira el conflicto existente entre el independentismo ucraniano y las facciones rusas pro-Putin. En ella se retrata todo el horror que supone el conflicto armado.

A su vez, el Gran Premio del Jurado fue para ‘Ray and Liz‘. El británico Richard Billigham nos introduce en la historia de una familia desestructurada  con ambientación en la Inglaterra de Margaret Tatcher. El Premio a la Mejor Dirección ha sido para Yolande Zauberman. ‘M‘ supone todo un reto, ya que relata en Israel un abuso sexual infantil dentro de una comunidad judía ortodoxa.

A su vez, Milorad Krstic y Radmila Roczkov recibieron el Premio a Mejor Guion por el trabajo realizado en ‘Collector‘. Esta película de animación recorre la historia del cine y del arte con una de espionaje internacional dejando al público totalmente ensimismado.

El papel que Joy Anwulika Alphonsus realizó en el largometraje de ‘Joy‘ la ha hecho merecedora del Premio a la Mejor Actriz. Esta historia de superación tiene como escenario Austria, donde la joven tiene como objetivo salir de la pobreza y la trata de blancas.

Vincent Lacoste y Pierre Deladonchamps, el joven entusiasmado y el enfermo de sida que protagonizan ‘Vivir deprisa, amar despacio‘ han conseguido el Premio al Mejor Actor. Esta historia, que relata el primer y último amor,  nos hace vibrar al ritmo de Massive Attack, Cocteau Twins, Haendel y Brahms.

Otros de los premios más destacados han sido el Premio a la Mejor Película de la Sección las Nuevas Olas con ‘Shéhérazade’, de Jean-Bernard Marlin. En ella las calles de Marsella toman total protagonismo. Por su parte, el Premio Especial las Nuevas Olas ha sido para ‘Samouni Road‘, de Stefano Savona. La utilización de la animación para conseguir plasmar lo que sucede en la vida real es uno de sus puntos fuertes.

El tema dedicado a la identidad y la ausencia de pertenencia en ‘Extinçao‘, de Salomé Lamas, ha hecho que sea galardonada con el Premio a la Mejor Película las Nuevas Olas-No Ficción. Mientras que La Mejor Película Revoluciones Permanentes ha sido para ‘A violent desire for joy‘ de Clément Schneider, quien ha mostrado la relación existente entre la evolución en la Historia y en el propio individuo.

Han sido nueve días cargados de cine, donde los amantes del séptimo arte han podido disfrutar de una nueva edición cargada de estrenos, nuevas tendencias y visiones completamente diferentes del mundo en el que vivimos.

Web Hosting