Crónica del concierto de The Get Up Kids y Muncie Girls en Madrid (Sound Isidro)

Por Ana Rguez. Borrego 0

El concierto de The Get Up Kids y Muncie Girls en el Sound Isidro formaba parte de la gira de presentación europea

En ocasiones parece que nos olvidamos de los 90 musicalmente hablando. Siempre pensamos en los 60 como el “inicio”, en unos 70 un poco desfasados, en los 80 pese a lo horteras que pueden llegar a ser, ¿pero qué pasa con los 90? Hay vida más allá del grunge y de las peloteras del brit pop.

Nos olvidamos un poco de la corriente emo, siendo quizás una de las que tenemos más interiorizadas en el recuerdo. Afortunadamente, The Get Up Kids siguen dispuestos a recordarnos algunos de nuestros mejores momentos de la adolescencia y la primera juventud. Idas, venidas… y discos nuevos. Este mismo año volvían a la actualidad con Problems (Big Scary Monsters, 2019), un trabajo en el que demuestran que siguen manteniendo ese vigor estilístico y que les devolvía a los escenarios con una gira internacional.

Una gira que, en Europa, unía dos grupos que ejemplificaban a la perfección ese estilo musical: The Get Up Kids y Muncie Girls. Un glorioso encuentro pues con una diferencia de más 20 años demostraban la vigencia de un sonido, su evolución y su reinterpretación.

The Get Up Kids y Muncie Girls

Porque, efectivamente, Muncie Girls tiene un sonido que nos recuerda a esa frescura de cuando éramos jóvenes. Con ellos comenzábamos ese viaje a los 90. Y era altamente satisfactorio, pues con sólo dos discos, estos británicos han logrado revitalizar ese cruce entre el punk y el emo. Con una seguridad aplastante, nos dejaron descubrirlos canción a canción. La redonda voz de Lande Hekt se nos hacía cada vez más familiar, a medida que la escuchábamos, mientras que sus compañeros exprimían al máximo sus instrumentos. Tanto que Luke Ellis partió varias baquetas mientras tocaba. Pero eso no quiere decir que la batería se comiera el sonido de las guitarras o de la voz. En absoluto: se nota la experiencia que tienen en directo. Y francamente, nos gustaría que volvieran.

Con semejante preparación, había ganas de que llegaran ya The Get Up Kids. De hecho, era curioso observar la variedad del público: desde los 20 hasta los 40, pasando por padres de familia que llevaban a sus hijos, llenos de orgullo, a su primer concierto. Y no se hicieron esperar. Abrieron con “Satellite”, uno de sus nuevos temas. Fueron intercalando nuevas canciones con otras ya casi clásicas, como “Valentine”, “Lou Barlow”, “Action & Action”, “Out of Reach”… Pero lo curioso era comprobar cómo cada canción era motivo de fiesta. Daba igual que fuera más reciente o no: el público se lanzaba a corearla, aplaudirla… A medida que avanzaba el concierto, comenzaban los pogos, más y más intensos.

The Get Up Kids y Muncie Girls

Y aún con los años, The Get Up Kids no han perdido su sello, su vigor escénico, su capacidad innata para divertir(se). La discreción de Matt Pryor, el cantante, que no paraba de sonreír pero que parecía controlar su emoción; un efusivo Jim Suptic, con una capacidad de disfrutar que le asemejaba con un niño; Rob Pope embelesado con su bajo; Ryan Pope tratando de exprimir su batería pese a la lesión que tenía; un discreto James Dewees, que parecía estar oculto con sus teclados y que en un par de canciones se adueñó de forma impecable con la batería…

Por unos minutos desaparecieron, durante los cuales se pidieron hasta la exigencia los bises. Hecho. Salieron de nuevo, plenos de emoción, para tocar “Holiday”, “Red Letter Day”, “Beer for Breakfast” y “Ten Minutes”. Podríamos haber pedido más, el repertorio al completo, porque en el caso de The Get Up Kids queda claro que el que tuvo, retuvo 😉

___

Fotografías de Sergio Albert

Web Hosting