«Under Covers»: De viaje por portadas de discos

Por Marcos Gendre 0

El granadino Julio Le Marchand, coautor de biografías sobre Los Planetas y Niños Mutantes con la editorial Ondas del Espacio, recopila un centenar de cubiertas de vinilos en el libro Under covers.

Pocas veces el título de un libro ha tenido tanto sentido como este Under covers, recorrido a lo largo de la localización de cien portadas de LPs, de esas que nada más contemplarlas invitan a la pregunta de marras: ¿dónde se ha hecho? Esto es lo que, por ejemplo, siempre ha ocurrido con el tercer LP de Kiss o con el ya mítico Yankee Hotel Foxtrot de Wilco, aquí seleccionados.

En base a esta sencilla premisa, Julio Le Marchand ha escrito este fabuloso libro de consulta, ideal también para lucir en la parte más destacada de la biblioteca. No en vano, es de esos libros a los que, nada más echarles el anzuelo visual, quieres tener entre tus manos, sentir su tacto. En este caso, una gozada de tapa dura y cuidadísima y elegante edición, más propia de un libro de fotografía o arquitectura.

Para quien no lo sepa, es importante saber que Julio es una de las cabezas pensantes de Ondas del Espacio, editorial y sello discográfico responsable de algunas de las ediciones más brillantes que se hayan podido ver por estos lares durante los últimos años. Ahí está el single que publicaron de Mark Kozelek y otros artilugios que definieron los códigos estéticos de una editorial que, con Under covers, se ha marcado su proyecto más ambicioso hasta la fecha. Uno definido por 256 páginas, en edición bilingüe (castellano-inglés), que Julio ha plagado de anécdotas, datos y nutritivas reflexiones a nivel gráfico, dentro de un todo homogéneo, generoso a la vista y, definitivamente, de adquisición necesaria para todo amante de la iconografía pop. Y es que, a diferencia de los típicos libros sobre portadas que nos solemos encontrar, Julio ha ido más allá, mediante un enfoque que no busca la sonrisa cómplice y caer en la selección más obvia. No, Under covers es otra cosa: algo serio, muy serio, realizado con una ambición que sobrepasa su más que notable labor de investigación para ofrecernos un trabajo que, desde su misma portada, se erige como un objeto tan de culto como cualquiera de los cien discos recogidos en su interior.