El Ser Humano — Las 10 nuevas canciones de El Ser Humano publicadas en 2021

Por Marcos Gendre 0

De referencias como los Pink Floyd de Syd Barrett a las Vainica Doble de Taquicardia (1984), está poblado el nuevo disco de Gonzalo Fuster, esta vez bajo su máscara pop de El Ser Humano. Diez canciones que subrayan el estado de excelencia creativa que está viviendo el músico ché. En este sentido, no hay más que adentrarse en una gema preciosa como “Etcétera”, donde la sombre de los Le Mans de Aquí Vivía Yo (1998) sobrevuela lozana y otoñal, Una maravilla, tal como lo fue la anterior incursión discográfica de Gonzalo con Almacenero Marx (2020); seguramente, la obra más relevante en materia hauntology realizada en terreno nacional. Pero es que antes de esta obra, ciertamente, relevante, había llegado Casa (2019), anterior trabajo con la excusa pop de El Ser Humano, que antecede a esto nuevo eslabón en la nutritiva cadena alimenticia hilvanada por un tipo que, para la ocasión, se ha marcado una brillante exploración de las posibilidades acústicas, que explora desde el minimalismo absoluto a los pespuntes barrocos de “Hombre”. En otra, como “Soledad”, emergen acordes bucólicos de brisa psicodélica angelina, años sesenta.

En base a estas coordenadas instrumentales, avanza el resto de un álbum que crece a cada escucha, de magnetismo altamente infeccioso y, sobre todo, armado en torno a una atmósfera tremendamente penetrante, y bucólica, bajo la consigna del menos es más. Y no solo por la austeridad instrumental planteada, sino por la puntería a la hora de clavar acordes mínimos.

Desde otro flujo de intensidad, dentro de este cuerpo musical tan autónomo, sin fisuras, cortes con el brío rock de “Espacio” o “Tierra” aumentan la tensión general, avivando las llamas de un discurso que, lejos de perderse en zonas más flamígeras, se empapa del fuego y sus cenizas en momentos tan físicos como en ese crucigrama cubista de inflexiones melódicas imposibles que es la autoconfesional “Adivinanza”; sin duda, uno de los hallazgos de esta nueva prueba de que aquí hay mucha tela que cortar. Y que siga la racha, please.

Web Hosting