«American Splendor»: la antología de historietas de Harvey Pekar

Por Marcos Gendre 0

Se reedita American Splendor, el primer volumen de la antología de historietas de Harvey Pekar.

Que Harvey Pekar introdujo el hiperrealismo en el mundo del cómic es algo que pocos pueden dudar. También se podría decir que su condición judía aporta y autoparodia todos los tópicos inherentes a su religión por medio de una visión única, hasta aquel momento, de la narración e incluso del monólogo. Que un día Robert Crumb decidiera trabajar con él fue uno de los momentos cruciales en la constitución y evolución del cómic underground, para el cual American Splendor es como las películas de John Cassavettes para el cine independiente: símbolo y ejemplo de una metodología mil veces referenciada y que, en el caso de los guiones de Pekar, llevó a abrir un camino simpar y rupturista, donde el abecé de la ley de la “introducción, nudo y desenlace” fueron borrados de las pautas de acción normalizadas en toda historia que se preciara hasta aquel momento.

Ahora que La Cúpula se marca esta reedición del primer volumen de American Splendor, cabe recordar la relevancia de su autor y, por ende, la categoría de unos cómics que, ante todo, nos muestran las rutinas de la vida y esos pequeños detalles que a veces pasan desapercibidos para el ojo humano y que Pekar subraya por medio de una locuacidad semi paranoide que, en el caso de prácticamente todos los diferentes dibujantes que trabajaron con él tiñen de un realismo sucio, acorde a su contexto social, enmarcado entre las calles de una ciudad tan deprimente como Cleveland en los años setenta.

Partiendo de esta base, entre todos los dibujantes aquí reunidos, lógicamente, quien destaca sobremanera por encima de todos los demás es Robert Crumb, gran valedor de Pekar, para quien puso dibujo en momentos inolvidables de la historia del cómic underground como La historia del nombre de Harvey Pekar, clásico entre clásicos de una forma de enfocar la creación sin aditivos morales ni ningún tipo de ornamento que pueda pervertir la verdad de una mirada perfectamente reflejada en este tomo, absolutamente, imprescindible.