Reseña de «Friday Black» de Nana Kwame Adjei-Brenyah

Por Marcos Gendre 0

Friday Black supone la carta de presentación de Nana Kwame Adjei-Brenyah en forma de libro de relatos.

Hay debuts y debuts, y luego puestas en escena tan arrolladoras como la que hoy nos atañe, en referencia al primer libro de relatos publicado por el escritor Nana Kwame Adjei-Brenyah. Y es que lo aquí contenido es nada menos que la colección de cuentos más brillante y necesaria de estos últimos tiempos. Y es que lo encerrado en esta docena de historias debería ser de lectura obligatoria, si existiese una asignatura de distopías y ultra consumismo. No es para menos ante la ferocidad con la que este nuevo gran valor de la literatura aborda sus narraciones, compendio salvaje de belleza visual y humor negro, donde la provocación y la violencia son fruto de una concepción hiperrealista del absurdo. Toda una bendición, amparada bajo las palabras de Kendrick Lamar que anteceden a la sucesión irresistible de cuentos aquí reunidos, y que responden a una máxima mayor en estos tiempos ultra terrenales y aburridos: “todo lo que imaginas, lo posees”. Ni más ni menos. Bajo esta proclama, se sucede esta colección de historias, descriptivas de un Estados Unidos racista, encuadrado dentro de una mirada alambicada entre visiones de futuro-presente aterrador y la necesidad de quebrar las pautas de normalización narrativa a base de espasmos continuos y brillantes de originalidad. Demostración sin medias tintas de un arte del inconformismo, cuajado desde la visión mágica de una retina cortada en dos: terror real y fantasía. Maravillas de una lectura armada entre escenarios del nuevo horror, como centros comerciales, refugios nucleares y parques temáticos.

Sin duda, un soplo de aire fresco para una actualidad narrativa que demandaba voces con tirachinas como la de este neoyorquino que, en 2018, se convirtió en una de los cinco mejores autores menores de treinta y cinco años, según la National Book Foundation. Vamos, como para dejarlo pasar.