Así es la antología de Fernando Fernán Gómez

Por Marcos Gendre 0

Bajo el título de El libro de Fernando Fernán Gómez, Blackie Books ha lanzado esta antología polifacética de la obra y la vida de uno de los grandes de nuestra historia cultural reciente.

En unos tiempos tan aburridos como los de hoy en día, un libro sobre la obra y figura de Fernando Fernán Gómez supone una necesidad mayor. Y más cuando estamos hablando del autor que, junto a Vainica Doble y Luis García Berlanga, mejor a sabido definir la idiosincrasia única del bídepus hispanicus. En su caso, a través de una vis cómica inconfundible que fue moldeando a través de su desbordante capacidad de lo que hoy en día se conoce bajo ese vocablo tan feo conocido como “multidisciplinar”. Y es que más que multidisciplinar, Fernando Fernán Gómez fue un ser renacentista, capaz de abarcar el encuadre de la pantalla con su presencia como actor en clásicos de nuestro cine como El viaje a ninguna parte y Nada. Ambas películas fueron también dirigidas por este genio, a su vez autor de otro pináculo del cine español como El viaje a ninguna parte, con la que recogía mejor que nadie el espíritu creativo del gran Edgar Neville.

Además de su labor en el cine (también como guionista), las ramas creativas de Fernán Gómez también brotaron en la literatura y el teatro. Fuera cual fuera el terreno escogido para arreciar con su don para el acto creativo, siempre emergió su personalidad insobornable, ahora documentada y expuesta en estas más de quinientas páginas dedicadas a tan relevante capitán de las letras, el gesto y la mirada humorística. El mismo que aquí ha sido retratado por medio de una edición a su altura, plagada de motivos gráficos con los que entender mejor lo que significa el imaginario Fernán Gómez, aquí mostrado con todo lujo de detalles. No en vano, este libro acaba por ser el documento definitivo acerca de su vida artística y personal, hasta el punto de contener sus jocosas cartas a los Reyes Magos e incluso su discurso de ingreso en la Real Academia Española, dentro de una suerte de autobiografía de espíritu poliédrico que define y realza la importancia que ha tenido Fernán Gómez en la constitución de una forma de pensar y actuar ante el espectador, y de cómo dibujarle una sonrisa triste en su rostro.