Hosting WordPress

Reseña de «Una casa llena de gente» de Mariana Sández

Por Marcos Gendre 0

En un pequeño edificio y con las personas que lo habitan se desarrolla Una casa llena de gente, la novela de Mariana Sández que equilibra humor y suspense con una escritura brillante.

Resulta complicado entrar en materia de una novela tan perfectamente urdida como la aquí presente sin caer en la tentación de recomendarla no sólo por el placer que conlleva su lectura, sino por la maestría del rompecabezas temporal y personal hilado en las cinco partes que conforman tan perfecto cubo de Rubik literario.

Y es que esta especie de ventana indiscreta en cinemascope es entretenimiento en estado puro. Una puesta en escena de gran capacidad emotiva, a través de la que asistimos a una ficción que funciona como vibrante documental microsociológico, marcado por el cautivador acento argentino que marca las constantes narrativas de tan diverso crisol humano. El mismo, desde el cual Sández entreteje una telaraña finísima de tramas y subtramas encaminadas hacia la búsqueda de la verdad escondida bajo un rostro múltiple de secretos y toda clase de excusas narrativas, ideales para construir una mansión literaria, ensamblada de forma prodigiosa en torno a una perspectiva eminentemente teatral del relato.

A través de esta metodología, Sández destila su arte por medio de una forma y estilo que bien se podría exponer como una especie de híbrido genial entre Jonathan Coe y George Perec. Entre la ironía audaz del primero y el microdetallismo lingüístico del segundo, Sández define su autoría por medio de novela de novelas, relato múltiple de ambiciones acordes a una escritora que, para la ocasión, ha dado una lección magistral en eso de encontrar el meridiano exacto entre entretenimiento de alta altura y lectura de gran poder reflexivo. En una palabra, brillante.

Hosting WordPress