Crónica del concierto de Él Mató a un Policía Motorizado y Cala Vento en Tomavistas Extra

Por Ana Gadea 0

Quién me iba a decir a mí que iba a tardar más de dos años en volver a ver a Él Mató a un Policía Motorizado en directo. Quién me iba a decir que casi a las pocas semanas de verlos en la sala But llegaría una pandemia que cambiaría nuestras vidas. Dos años que para muchos se nos han hecho eternos, pero que por suerte se vieron esfumados el pasado 30 de junio con un concierto sobresaliente gracias al ciclo Tomavistas Extra.

Que Cala Vento le venían como anillo al dedo a los argentinos es algo que pocos podrán poner en duda. Al igual que los de La Plata, el pop de los catalanes es para cantarlo a viva voz, una celebración de la vida en su máximo esplendor. Aleix y Joan, como tantos otros grupos, han visto como la pandemia se llevaba por delante buena parte de sus directos y como estos tuvieron que adaptarse a la normativa de permanecer sentados, como distancia, mascarillas… Así fue como visitaron Madrid a comienzos del otoño de 2021, y el pasado jueves pudieron resarcirse como mejor saben: ofreciendo un show contundente y casi sin respiros.

¿Motivo para empezar por todo lo alto con “Un buen año”? ¿Por qué no? En poco menos de una hora fuimos recorriendo historias ya conocidas pero no por ello menos celebradas, coreadas e incluso “pogueadas”. Hubo tiempo para pasar por casi toda la discografía del dúo: guiño a sus inicios con “Unos poco y otros tanto”, los hits de su debut “Isabella cantó” o “Abril” (ambas enmarcadas en la parte final del bolo), su “Isla desierta” o “Fetén”, centrarse en Balanceo a conciencia, mostrar en directo cómo ha quedado su versión de “Del montón” de Sr. Chinarro o sus dos últimas publicaciones del EP Teletecho y el acecho. Incluso pudimos escuchar cómo suena uno de los temas que encontraremos en el que será su nuevo álbum que confirmaron. Qué más podíamos pedir. Que no pase tanto para volver a verlos.

Si echo la vista atrás y trato de recordar cómo fue la primera vez que vi a Él Mató a un Policía Motorizado, en un pequeño escenario Adidas del Primavera Sound 2010, y los veo hoy en día el cambio ha sido sideral. Los argentinos suenan grandes, suenan fuertes, se lo creen, son unas estrellas y lo demuestran sin rubor ni miedo, pero manteniendo esa tierna timidez del que parece empezar. Su progresión continua se refleja en la actualidad en una banda con un repertorio redondo donde se intercalan composiciones que incitan al jolgorio con otras más comedidas, pero que en directo cobran una fuerza descomunal: véase “La noche eterna”.

Desde el primer momento el discurso de Él Mató sobre el escenario fue el de hacernos pasar la mejor noche posible, comenzando por el hipnótico dulzor de “El Magnetismo”, saltando por la vitaminada “La Cobra”, “El Perro” o “Mujeres bellas y fuertes”, tema que no sé muy bien porqué durante un tiempo dieron de lado. Todo muy en lo alto, tanto como su “himno oculto” de “Nuevos discos” o “Amigo piedra”, con la que consiguieron ponernos los pelos de punta. Los pulgares en alto de Santi se cruzaban con los cientos de aplausos del público mientras poco a poco la noche se iba cerrando. Todo iba “Más o menos bien” como para dedicar “El Tesoro” a un Jota Planetas que se escondía entre bambalinas y que tendría su momento estelar. Con “Yoni B” todo volvimos a gritar, casi quedándonos roncos, eso de “¡te esperan!”. Tanta energía placada de golpe por “Excálibur” para abrazarnos finalmente con “El Mundo Extraño”.

Parecía que era el punto final pero nos quedaban temas en el tintero. Tras un breve descanso el grupo volvió a saltar al escenario con la enérgica “Ahora Imagino Cosas”, uno de los mejores temas de La Síntesis O’konor. El juego entre su cara más coreable y la más melódica, constante, se vio refrendado con la intensa interpretación de “Fuego” y su mantra “ahora soy mejor, te juro soy mejor”. Un concierto de Él Mató sin Jenny no sería lo mismo y su “Chica de oro” hizo acto de presencia.

Si en el citado bolo de febrero de 2020 en el setlist aparecía “Mi próximo movimiento” como tema de cierre pero se cambió por “Chica rutera” ante los cánticos del público, el pasado jueves sí que dieron riendo suelta al frenesí de su mítico tema incluido en el lejano EP Día de los Muertos. Jota salió de su escondite y la locura se desató. Brillante broche para una noche mágica, irrepetible, y ojalá coreable dentro de poco.

Galería de Él Mató a un Policía Motorizado y Cala Vento en Tomavistas Extra

Fotos de Ignacio Sánchez-Suárez.