Hosting WordPress

¿Pueden los esports superar a los deportes tradicionales?

Por Redacción EER 0

esports

Hoy en día pocas personas se sorprenden del poder y el dinero que mueven los Esports, tanto en España como en todo el mundo. Son constantes los torneos que se realizan, así como la influencia de muchos streamers con canales en plataformas como Twitch o YouTube. Ibai Llanos, DjMaRiiO, TheGrefg o Auronplay son más conocidos por el público joven que cualquier político o persona de la escena cultural que conociera tu padre.

El estreno reciente de la película Gran Turismo vuelve a poner sobre la mesa cómo el mundo de los Esports puede ser una salida profesional que no hace mucho parecía utópica. Una historia sobre cómo un gamer del videojuego llegó a convertirse en piloto profesional. En este sentido, como nos muestra una extensa encuentra realizada por CyberGhost, podemos observar lo lucrativa que se ha vuelto esta industria, tanto por los premios millonarios, hasta 40 millones de dólares en torneos como The International, como por ser una vía de escape para una generación que se ve sin salidas.

Títulos como League of Legends, Dota 2, Counter-Strike Global Offensive, Clash Royale, FIFA o Call of Duty son algunos de los que más arrasan entre los gamers, y eventos como Gamergy, Gamepolis o Dreamhack son los equivalentes al Primavera Sound, Mad Cool o Bilbao BBK Live del mundo de la música. Si los melómanos tienen la MTV o Sol Música, Ubeat se erige como un un canal donde estar al día de todo lo que se mueve por el mundillo: desde ver torneos hasta enterarse de los últimos lanzamientos.

Esta comparativa música-videojuegos en el mundo real supone una simbiosis de lo más enriquecedora. ¿Quién no recuerda como aparecer en distintas ediciones del FIFA ha aupado aún más a temas como “Song 2” de Blur (FIFA 98), “Rockafeller Skank” de Fatboy Slim (FIFA 99) o “Fuego” de Bomba Estéreo (FIFA 2010)? Grupos como 65daysofstatic se lanzaron sin miedo a crear la banda sonora del videojuego No Man’s Sky en 2016; un trabajo, el de crear bandas sonoras para videojuegos que se ha visto recompensado en los Premios Grammy de este 2023 con la creación de una categoría nueva, siendo la compositora Stephanie Economou la ganadora por su trabajo para el Assassin’s Creed Valhalla.

Otro punto relevante para entender la importancia del sector es ver cómo hasta equipos de fútbol de Primavera División, véase el F.C. Barcelona o el Real Betis Balompié, poseen su propia división con distintos equipos de esports con los que competir en Rainbow 6, Valorant, FIFA o League of Legends. Una inversión que en redes sociales cuenta con un gran número de seguidores, y es que el perfil de Instagram del equipo verdiblanco relacionado con los esports cuenta con 147.000 seguidores, mientras que el equipo catalán casi triplica esa cifra: 444.000 seguidores.

En definitiva, una industria con unas previsiones para este año de casi 1.600 millones de dólares y que parece no tener techo.

Hosting WordPress