banner WIR

!!! hacen bailar al Sant Jordi Club

Por Lluis Benito 0

Lluis Benito/El Enano Rabioso

!!! (Chk Chk Chk) no han perdido ni un ápice de la fuerza escénica que los encumbró hace unos años. Nosotros lo disfrutamos.

En uno de los fines de semana más activos en cuanto a conciertos se refiere en la cuidad condal, el viernes nos acercamos a Sant Jordi Club para ver en directo a !!! (chk chk chk), que están de gira presentando su nuevo largo “Strange Weather, Isn’t It?”. Su nuevo trabajo de estudio baja un poco el nivel respecto a sus predecesores pero aún así, sigue siendo un disco muy recomendable y que consigue hacer bailar al menos pintado.

Muchas eran las incógnitas respecto al grupo debido a la muerte de su batería Jerry Fuchs, quién falleciera después de caer por el hueco de un ascensor en 2009. Unos meses después de este trágico hecho, anunciaban nuevo disco para agosto y su correspondiente gira por nuestro país con conciertos en Madrid y Barcelona. El telonero elegido para la fecha catalana fue Four Tet, quién hizo las delicias de los allí presentes presentando su nuevo disco “There is love in you”. Acaba Four Tet y la sala se va llenando un poco. Debido a la gran oferta de conciertos que había este fin de semana (y más concretamente todo el mes de noviembre) la afluencia de público es menor de la deseada y si a eso le juntamos que Sant Jordi Club no es precisamente pequeño, da la sensación que seamos cuatro gatos.

Pero eso no es problema para Nic Offer, líder y vocalista de chk chk chk, que desde el principio del concierto nos deleita con sus bailes imposibles y con su buen rollo. Se nota que le gusta lo que hace y que el contacto con el público es su especialidad. Empiezan el concierto con “AM/FM” a la cuál le siguen las 3 siguientes canciones del disco aunque con un orden algo distinto. En este primer tramo de concierto Nic tiene tiempo de todo, baja al foso con el público, se pasea entre nosotros mientras sigue cantando e incluso recibe un peluche de regalo con el que juega un rato antes de devolverlo a su dueño. El ambiente empieza a caldearse y “Must Be The Moon” hace el resto, temazo de los buenos sí señor.

A partir de este momento y como punto de inflexión de la noche, empezaron a sonar algunos de los temas más míticos de la banda como “Yadnus”, “Heart of Hearts” o “Me and Giuliani down by the school yard”, una de las canciones mejor acogidas por el público. Y para acabar de redondear la velada, bis rompepistas con “All my heroes are weirdos”.

Hacía mucho que no veía a este grupo, exactamente desde el Summercase 2007, y aunque parece que han perdido un poco su vena más gamberra, siguen funcionando encima del escenario a las mil maravillas.  A ver si me escuchan los promotores y los traen a alguno de los festivales de verano.

banner WIR