Gaggia y Los Alimentos en Sevilla

Por Carmen Salvador 0

Gaggia. Por Carmen Misirlou | http://www.flickr.com/photos/cmisirlou

Anoche tocaron en la sala Malandar los sevillanos Gaggia acompañados de Los Alimentos. A pesar del poco público que se presentó esa noche, ambos grupos pusieron todas sus fuerzas en el escenario, incluso llegando a bromear con la situación.

Los primeros fueron Los Alimentos, que, debido a la poca disposición de tiempo que posee la sala Malandar, empezaron muy temprano y tocaron durante poco tiempo.

La verdad es que de ellos había escuchado sólo su primer EP, el de Concursos Amañados, y creo recordar que no escuché ningún tema conocido para mí. Eso sí, su nuevo EP ‘’Osario’’, lo pusieron en partido y nos demostraron que los cordobeses también pueden sacar un sonido potente, muy similar, por cierto, al de los granaínos Lori Meyers. Quizá esa similitud tan descarada me bajó un poco la estima que le tenía al grupo Los Alimentos, aunque todo se arreglaría al final, al cerrar su concierto. Comenzaron con temas como ‘’Una extraña velada’’, y cómo no, bromearon asemejando esa misma noche con el título de su canción. También se atrevieron con una versión clasiquísima, ‘’Segundo Premio’’, de los Planetas. Sinceramente, es un tema muy, y recalco, muy bien elegido. Un clásico  del pop español, que, para mi gusto, no terminaron de interpretar bien. La letra creo que no la habían leído, que la cantaban tal como la habían escuchado un ratillo antes, y no estaba el tema como tenía que estar, parecía que lo habían preparado con poco tiempo.

Un final espectacular, utilizando los acordes finales de su propio tema para mezclar clásicos con clásicos, acabaron haciéndonos corear la intro de Dragon Ball Z, y para mí es que no hay nada más grande.

Entonces ya le toca a Gaggia. A estos sí que no los había escuchado nunca, aunque por las referencias que tenía de ellos, pensé que sería un estilo a Mañana o Neorama; en fin, a lo que se cuece en Sevilla. Pero no, son muy distintos. Me parecen unos músicos excelentes, todos, con una originalidad, una chispa, tremenda, pero es que la voz no me cuadró. La voz tipo Bunbury no es lo mío. Bueno, en los músicos vi muchísima pose, sobre todo en el cantante y en uno de los guitarras, que en todo el concierto no se quitó las gafas de sol. Las canciones, con sus letras y demás, me parecieron realmente originales, pero estaban dentro de un estilo más duro del que yo me esperaba encontrar. Como intentando imitar a Nudozurdo pero teniendo sólo la potencia de Miss Cafeína, y no como ofensa, sino como diferencia de estilos. También me pareció ver más de un guiño a Pony Bravo, aunque creo que no fue queriendo, o si lo fue, fue muy sutil.

Comenzaron el concierto con una humareda inmensa y tocaron todas las canciones de su último álbum ‘’La Cabaña’’, así como ‘’Monstruos’’ o ‘’Me acordé de ti’’. Ya cerraron el concierto con otra humareda y con ‘’Imperio’’ y la que le da nombre al álbum, ‘’La Cabaña’’.

Mi impresión no fue totalmente negativa, pero en su mayoría sí. No me gustan las personas que son poses, pero sí lo nuevo y simultáneo.

Los veré de nuevo cuando vuelvan a tocar cerca de mis zonas geográficas.

Web Hosting