banner WIR

Shelter: el Álbum Indie Rock de Alcest

Por Ross Gallagher 0

Bueno, antes de nada pongámonos en antecedentes: Alcest es un grupo que surge allá por el año 2000, fundado por Neige, sobrenombre de Stéphane Paut, y saca un primer EP que se encuadra dentro del Black Metal, aunque acto seguido su fundador decidió cambiar el rumbo de la banda, con lo cual sus dos compañeros de banda abandonaron el proyecto.

Alcest se convirtió entonces a ser el vehículo mediante el cual transmitir las sensaciones de un “otro mundo” del que Neige tuvo visiones cuando era un crío. Pasó a ser un sonido mucho más atmosférico, queriendo transmitir lo que sintió durante esas visiones, positivas, durante las que dice, era perfectamente consciente.

Así que a partir de ahí sus dos siguientes discos se podrían describir como post-metal, con muchos elementos shoegaze, y también, muchos elementos provenientes del black metal, como los gritos en su segundo disco Ecailles De Lune, o por no hablar de los riffs de guitarra,  distorsiones o continuos blast beat de los que hacía uso. Incluso dio origen a una etiqueta propia, ya que ha influido en otras bandas originando lo que se conoce como blackgaze.

Hubo un cambio en su tercer trabajo, Les Voyages de L’Âme, en el que las influencias de grupos de rock estuvieron ahí, aunque sin abandonar aún su lado metalero… hasta este último álbum.

En éste trabajo la batería se aleja del blast beat, pasando a unos ritmos que encajaría en cualquier grupo post-rock, los riffs de guitarra antaño desbocados se enlentecen y se simplifican, se añaden más capas de sonido y las guitarras parecen por momentos sacados de un disco de Explosions in the Sky, La voz ya no grita, pero sí se queda con su faceta más onírica, … y sin embargo, la esencia del sonido de Alcest no cambia significativamente, las sensaciones siguen siendo muy parecidas, aunque pierde el contraste metal-shoegaze que existía hasta ahora.

El método para buscar este cambio ha sido decididamente acertado; decidieron imbuirse de la magia islandesa y grabar en los Sundlaugin Studios a las órdenes del productor Birgir Jón Birgisson, es decir, los estudios y el productor de Sigur Rós.

Por si eso no bastara, han conseguido colaboraciones como la de Neil Halstead, lo cual deja clara las influencias de Slowdive, y canta en inglés “Away”, mientras que Neige canta el resto del disco en francés. Amiina hacen la parte de cuerda en “Shelter”, y también cuentan con la  cantante de folk sueca Billie Lindhal de Promise & The Monster, que pone la voz en “Opale”.

El resultado del sonido descrito, melodías simples que evolucionan y se mezclan en medio de una multitud de capas de sonido, belleza, tristeza, épica, contemplación. Pierde quizá la fuerza cruda y garra de las primeras composiciones, las que hablaban de ese otro mundo de las visiones de Neige, pero la verdad que el disco es tremendamente bonito y agradable, lo cual sea probablemente el mayor “pecado” para sus seguidores metaleros.

banner WIR