Entrevista a Toundra: Luchando contra el odio

Por Ignacio Sánchez 0

Entrevista a Toundra: Luchando contra el odio

Su sexto álbum, Hex, verá la luz la semana que viene.

Como a tantos grupos a Toundra la pandemia le rompió los planes que tenían: componer de otra manera su nuevo disco y poder girar con normalidad para presentar su banda sonora para El Gabinete del Doctor Caligari. Por suerte han podido presentar su banda sonora y darle forma a Hex, el que será su sexto álbum, si no contamos la citada banda sonora y su proyecto de Exquirla, que verá la luz este próximo 14 de enero. Siete nuevas canciones de ese rock instrumental tan característico de los madrileños en el que, sin hablar, gritan contra la sociedad actual llena de egoísmo y odio.

Para saber cómo lo han pasado durante estos meses charlamos vía Zoom, algo que ha potenciado la pandemia, con Esteban Girón desde Gijón, donde toma en perspectiva todo lo que han hecho y lo que les queda por hacer.

Entrevista Toundra

Cuando hablamos con la salida de la banda sonora a comienzos de 2020 ya estabais trabajando en este nuevo disco, y pensabas que saldría en 2021. No sé si algo de aquel material o ideas que teníais por aquel entonces ha sobrevivido o todo lo que hay es nuevo.

Pues mira, en el verano de 2019 Maca y yo nos fuimos de vacaciones a un estudio de grabación, aquí por la montaña en Asturias (Ovni Estudio), que lleva Pablo de Desakato, y nos encerramos una semana y nos pusimos a componer y a grabar, pero solamente salió una parte de “La larga marcha”. Sí que es cierto que después con la pandemia hicimos borrón y cuenta nueva. Era tanto el tiempo que teníamos y tantas las ganas de componer cosas nuevas que al final salieron muchas y de manera más orgánica. Es que cuando te pones a componer un disco, todos juntos, todo va teniendo más o menos un sentido, musicalmente va teniendo una misma idea, por eso hicimos borrón y cuenta nueva, salvo con “La larga marcha”.
Así ha sido un poco el proceso: llegó la pandemia, nos montamos unos “home studios” muy cutres y nos empezamos a mandar Maca y yo ideas de manera compulsiva, y de ahí salieron un montón de paletas de colores que posteriormente hemos utilizado para pintar este cuadro, por así decirlo. Desde marzo de 2020 hasta julio estuvimos así. En julio ya pudimos juntarnos todos en el local y en dos días que me pude bajar compusimos “Watt”.

“Toundra es un grupo que necesita mucho de las sensaciones que surgen al estar todos juntos tocando”

Entonces habéis tenido casi un año, de julio de 2020 al de 2021, para darle forma, ¿no?

Sí, pero es que también hubo periodos de interrupción con los conciertos de la gira de El Gabinete del Dr. Caligari, por los que tuvimos que parar para ensayarlos, que posteriormente no pudimos por Filomena, pero sí, el disco lo terminamos prácticamente en marzo. Abril y mayo lo dedicamos a grabar demos y a empaparnos en el disco para llevarlo todo al estudio muy preciso, y a finales de junio y principios de julio lo grabamos.
Más o menos solemos tardar eso. La verdad es que es la primera vez que hemos compuesto a distancia, que no es lo mismo que componer cada uno en su casa. Siempre componíamos cada uno en su casa, pero dos días a la semana teníamos la oportunidad de juntarnos todos en el local y ver el material todos juntos. Esta vez ha sido vernos cada quince días para ver qué habíamos trabajado, por lo que ha ido más preparado.

¿Pero has estado bajando o eran reuniones por internet?

No, he estado bajando. A pesar de tener nuestros pequeños estudios en casa necesitábamos vernos, porque Toundra es un grupo que necesita mucho de las sensaciones que surgen al estar todos juntos tocando, la presión sonora, ¿sabes? Entran en juego más matices por lo que es necesario juntarnos todos para ver si funcionan las ideas.

“Amando se consigue mucho más que odiando”

Foto de Daniel Cruz

Tituláis HEX al disco. Vortex era un homenaje a una sala alemana. ¿HEX es maleficio en inglés? ¿Tiene algún significado oculto?

Pues no, es HEX de hexágono, un seis. Tenemos los discos I, II, III y IV, y después de Vortex este es el sexto disco de Toundra si no contamos los proyectos de Exquirla y la banda sonora de El Gabinete… Así que seguimos con la gilipollez de los números.

Me has fastidiado entonces a cómo iba a ligar una posible traducción de “maleficio” y que la primera parte del disco fuera “El odio”, que junto a un texto tuyo que me han pasado, parece mostrar una visión bastante negativa de lo que es el mundo y la sociedad actual. No sé si ese era el mensaje que queríais transmitir con este disco.

A ver, el disco parte de una época de reflexión, ya no solo por la pandemia, sino porque te haces mayor, en mi caso me he mudado a Asturias, me he enamorado… Entonces, esta etapa de reflexión que nos ha tocado vivir conecta con que vivimos en una sociedad que impulsa a la atomización del ser humano, enfocada por y para el consumo. Además estamos viendo episodios tremendos como el asesinato de un chaval en A Coruña por su condición sexual o que grupos de extrema derecha se puedan pasear por Chueca llamando sidosos a sus vecinos. Son mensajes de odio que estamos viendo y que están siendo legitimados por la sociedad, básicamente porque no tenemos la oportunidad de pararnos a pensar, porque estamos en una sociedad inmediata, y porque nos hacen vivir con odio y con miedo. Esto que está pasando ahora es una repetición de lo que ocurrió en la etapa de entre guerras hace 100 años, que es cuando se estrenó El Gabinete del Dr. Caligari, entonces vemos unas similitudes muy grandes, socialmente, en hace 100 años y ahora, y creemos que era una responsabilidad nuestra hablar de esto, ya que tenemos cierta atención de los medios de comunicación, de la gente que nos sigue. Quien no conoce su historia está condenado a repetirla.

Aparte de todo esto es muy importante para mí, que durante muchos años he vivido con el odio y con el estar enfadado como válvula de escape a un descontento con la situación social en mi día a día. Por fin he visto que amando se consigue mucho más que odiando.

¿Y el hecho de partir “El Odio” en 3 partes es por las plataformas digitales? ¿Por qué no dejarla como 1 solo tema?

Porque somos unos tramposos. Siempre nos hemos aprovechado de nuestras debilidades: de no saber cantar para girar por Europa y hacer música instrumental, de no ser músicos profesionales para sobrevivir de mejor manera a esta época en la que no hemos podido tocar. Una vez más nos aprovechamos de que ese consumo de música, de todo en general, que criticamos, que es la inmediatez que se brinda a través de las plataformas digitales, no “te deja” presentar singles que duren más de diez minutos. Nosotros que somos amantes del concepto disco como obra de arte más reflexionada y que conlleve a una escucha más sosegada y con una amplitud de matices mucho más grande, pues queríamos hacer ver que ahora todo el mundo saca singles porque es la manera de consumir música, en que estés en la actualidad, más allá de lo que dura un post en las redes sociales, pero a la vez hemos utilizado esa misma estrategia aprovechándonos del sistema de promoción.

“Jugar con la electrónica nos está gustando cada vez”

Podíais hacer como hacen GYBE y sacar un disco con dos temas de media hora.

Bueno, pero es que yo lo que quería era juntar “El Odio” con unos interludios y que fuese algo así como una ópera rock, pero instrumental. Se nota que he estado escuchando en estos meses mucho a The Who.

A pesar de las pinceladas de nuevos matices, como sintes que se notan más en la segunda parte del disco, seguís sonando como banda de rock instrumental contundente. No sé si en algún momento habéis planteado sacar los pies del trasto y darle un poco de marcha al cuerpo con un sonido más electrónico como el de 65daysofstatic o “bailable” como And So I Watch You From Afar.

A ver, los sintes son un elemento que más o menos hemos tenido un poquito incorporados en Toundra. Somos fans de These Arms Are Snakes, y cuando los vimos en directo con su microkorg pensamos “¿qué cojones es eso?”. Poco a poco hemos ido incorporando más y más esos sintes porque es un instrumento que te da una gran libertad de cara al resto de instrumentos porque va cubriendo capas por las que puedes ir caminando y así puedo centrarme más en las florituras, porque ese espectro de ondas ya está lleno. Y bueno, jugar con la electrónica nos está gustando cada vez más porque te vas dando cuenta que la electrónica no es solo pastillas y bakalao.

En nuestra anterior entrevista me hablabas de tus ganas de volver a Asturias y comentabas que el final de Toundra estaba cada vez más cerca. Este disco termina con una canción que se titula “Fin” que cierra de manera calmada. ¿Un guiño del fin de Toundra?

El fin de Toundra está más cerca cada hora que pasa. Como el fin de todo. “Fin” se titula así porque termina el disco y está inspirada en ciertas canciones que cierran sesiones de música electrónica en la Fabric en Londres, con Four Tet o Jon Hopkins, y que terminan así. Cuando llevé ese tema al local le dije a los chicos que se inspiraran en el momento en el que sales de un after a las 12 de la mañana y cuando encienden las luces en vez de darte todo el bajón te da una alegría enorme porque te lo has pasado del carajo con tus colegas. Entonces la idea era cerrar “esta farra” que es este disco con un tema que sea así, etéreo y orgánico. Se llama “Fin” porque es el último tema del último disco de Toundra, hasta ahora. No sabemos si habrá más. Siempre tendemos a pensar que el último disco que grabamos es el último, y yo creo que así disfrutamos más de él. Si cuando sales de fiesta piensas que te vas a volver a casa a la una del mediodía se te puede hacer la noche muy pesada, sin embargo cuando no sabes lo que vas a hacer y no tienes expectativas es cuando suceden las mejores noches. Creo que eso es Toundra.

“Trabajar con Santi García es una norma que no se negocia”

Dentro de la crítica a la sociedad en la que vivimos va implícita una crítica a cómo nos estamos cargando este planeta, y no sé si la portada del disco es un guiño a eso. Sé que por Asturias hay algunas parecidas.

Hablábamos de la atomización del ser humano a través del trabajo al empezar a trabajar en el disco y luego vino la idea del odio. Esta portada la hicimos antes de terminar el disco. Hay mucho de Rebelión en la Granja, del Animals de Pink Floyd, pero también nos gustaba hablar de la desindustrialización de Asturias y de cómo esa central térmica que ves, que es la central térmica de Aboño, está destrozando el paraje y a la población donde se sitúa, porque hay multitud de casos de cáncer en esa zona por culpa de la central. Este proceso de desindustrialización de Asturias también ha provocado que gente como yo tuviera que abandonar su tierra. En mi caso me fui a vivir a una ciudad tan hostil como Madrid con quince años, aunque la hostilidad en realidad estaba en un sitio que es mi casa, porque no había oportunidades de futuro.

¿Se vive bien fuera de Madrid?

Se vive muy bien fuera de Madrid. Amo Madrid, nací en Madrid, me crie en Asturias, y me duele mucho bajar a Madrid y ver cómo está, no solo por esta época de COVID sino antes también.

Lo que sigue siendo innegociable es contar con Santi García. En la banda sonora de El Gabinete no pudisteis trabajar juntos pero ahora habéis vuelto a juntaros.

Sí, lo que pasó con El Gabinete es que no tenía fechas porque fue todo muy precipitado, pero sí que hizo la mezcla. Santi es una norma que no se negocia porque es una persona que tenemos la suerte de que aparte de ser el mejor productor de España y uno de los mejores de Europa, es uno de mis mejores amigos, y además está tan implicado en el proyecto que es imposible después de tantos años encontrar a alguien así. Comprende lo que necesitamos, sabe lo que hacemos y espero que sea un matrimonio que dure. Mira además que lo que he hecho como Play As he vuelto a contar con él, porque lo quiero.

Hablando de Play As. Es un proyecto tuyo que vio la luz a comienzo de la pandemia. No sé si quedó en algo puntual de ese momento o tiene visos de continuar en un futuro.

Pues no sé. Me doy cuenta que soy tan malo sin mis compañeros que de momento lo tengo aparcado.

La época de El Gabinete, ¿es una etapa cerrada? ¿Cerrasteis lo que la pandemia interrumpió o es algo que puede seguir disfrutándose en los próximos meses?

Si alguien paga mucho dinero… La verdad que ha sido algo que nos ha gustado mucho hacer y que queríamos hacer, pero ten en cuenta que no necesitábamos retomar estos conciertos, pero a la vez era algo que necesitábamos experimentar como banda y que creo que nos ha llenado no solo de manera artística, que nos demandaba el cuerpo, sino que también nos ha dado más ganas del siguiente paso. Creo que aún no somos conscientes de la gran influencia que Caligari ha supuesto en la gestación de Hex. Nos daremos cuenta según pase el tiempo.

Fotos por Daniel Cruz.