Süma — Tipping Points

Por dp 0

9.0

9.0
90%

Uno de los grandes secretos del pop facturado aquí, Süma retornan con una nueva demostración de sus habilidades; en esta ocasión, por medio de su colección de canciones más inspiradas hasta la fecha, y eso que Noble Nature (2018) ya era un disco sobresaliente, fraguado entre dinámicas krautfolk y atmósferas de unos Flying Saucer Attack. No obstante, para esta ocasión han elevado el listón por medio de una colección de canciones marcadas por la inquietud del mundo que nos rodea, de las dinámicas misóginas que siguen dictando la memoria colectiva, la misma que sigue contemplando la naturaleza y sus seres vivos con el rabillo del ojo.

De todo esto y más hablan canciones como “Emboldened Animals” o “The System as a Whole Transforms”, dos de los ejes rotacionales argumentales de Tipping Points. Si la primera de estas avanza a lomos de una base minimal electrónica paisajística que hasta podría recordarnos a los Stereolab más synth, la segunda es una pieza in crescendo que podría pasar por el cruce perfecto entre los Yo La Tengo de última generación y los Tindersticks del principio. Con semejantes ecos, las canciones fraguadas por Frank Rudow, Laura Clark y Pau Julia emergen desde una pulsión tensa del neoclasicismo sci-fi, tremendamente crepuscular y visual. Una obra de arte para la cual han dado el do de pecho. El resultado no podría ser más emotivo, con viñetas synth de nervio eléctrico como la desgarradora “Look Up” o en la intrincada rítmica folk cósmica enarbolada en un prodigio de imaginación como “Cracks of Separation”. Eso por no hablar del tecno con base blues que se marcan en la depechemodiana “Spiritual Guide”. Todo encauzado hacia un final como “Bloom”, que suena como si la voz de Laura Clark fuera apresada entre los acordes en loop eléctricos de Vini Reilly.

Con tal caudal de riquezas y ambiciones, Tipping Points emerge como una pequeña obra maestra para la que el trío anglo-alemán-mallorquín nos ha regalado uno de los discos más hermosos e intensos del año.