Facela Fest: terremoto indie

Por Marcos Gendre 0

Crónica del Facela Fest, celebrado en Lugo los pasados 12, 13 y 14 de mayo.

Está claro que, si hay algún motivo para no perder la esperanza ante la reproducción mimética de festivales que estamos viviendo hoy en día es gracias a eventos como Facela Fest. La razón para tal aseveración lo pudimos comprobar este último fin de semana durante el mismo, intensa recreación del ADN indie original por medio de una selección gourmet de nombres como The Wave Pictures o The Wedding Present. Ambas formaciones tocaron el viernes 13 en el primer día grande de un festival, que, el día antes, ya había contando con el desparpajo pop de Cosmen y, ese mismo viernes, con la presencia de dos propuestas locales tan atractivas como el folk de vanguardia gallego llevado a cabo por Nebra y el mito lucense Kike Ganso.

Sin embargo, lo gordo se empezó a cocinar con la lección magistral de americana ejecutada por Mastersons, a los que siguieron esa especie de híbrido imposible entre Television, Pavement y Hefner que son The Wave Pictures. Siempre bajo una presencia radiante de humor, los británicos alcanzaron el éxtasis cuando se dedicaron a recuperar temas de Instant Coffee Baby, su obra capital. El resto del concierto se vio marcado por la tensión eléctrica de un grupo que, por momentos, parecían haber sido poseído por el fantasma burlón de Tom Verlaine.

Tras la lección de los Wave Pictures, llegó el momento gordo de la noche: la actuación de The Wedding Present. Comandados por el siempre infravalorado David Gedge, los weddoes se marcaron un concierto antológico, basado en la exposición torrencial de, sobre todo, su imbatible trilogía inicial de LPs, la conformada por George Best, Bizarro y Seamonsters. El terremoto vivido sobre las tablas se vio acrecentado por la apabullante dimensión eléctrica desplegada por medio de cortes infalibles como “Nobody’s Twisting Your Arm”, “Everyone Thinks He Looks Daft” o “Kennedy”. Esta última llegó en la recta final, comandada por una serie de subidas catárticas de intensidad regidas desde las sombras por el espíritu de Kevin Shields. En dos palabras, gozosamente demencial.

Ya el sábado, el acelerador siguió a fondo por medio de una serie de impagables invitaciones al desenfreno, anticipadas por el buen hacer de artesanos de la rama sprinsteeniana como Bang 74. Lo que vino después estuvo marcado por la confirmación de Hinds como una propuesta la mar de interesante para caldear el ambiente con sus juguetonas raciones indie-rock, entre las que no faltó su versión de ”Spanish Bombs” y también una tormenta que hizo parar el concierto, al menos hasta que empezó a sonar el “Riders On The Storm” de los Doors por los altavoces.

Tras el retorno de Hinds al escenario, ya fue la locura total. No en vano, tuvimos la ocasión de vivir dos de las actuaciones más intensas que servidor recuerda de Triángulo de Amor Bizarro y Los Punsetes (en la foto); seguramente, las dos propuestas más fiables del indie rock estatal. Dicha aseveración quedó plenamente ratificada por medio de dos sets, sencillamente antológicos, incluso a la altura de los que David Gedge y los suyos ofrecieron el día anterior al personal, y que subraya la necesidad de seguir alimentando festivales hechos con el mimo del Facela Fest.

Foto de portada: Loopez.