banner WIR

The Baltic Sea y Mañana en el Fun Club

Por Alfonso Benitez 0

El 26 de Enero fue la fecha para que los sevillanos The Baltic Sea presentaran en Sevilla su primer y laureado disco.Y eso no podíamos perdérnoslo.

El sabado 26 y la sala Fun Club Sevilla, eran las coordenadas para que The Baltic Sea presentara en casa su nuevo y flamante disco,Forthcoming Science Theory,grabado en verano con Paco Loco.The Baltic Sea se ha convertido en una realidad fulminante en un tiempo record,tan sólo dos años después de que Esteban (voz y guitarra) decidiera poner sobre la mesa sus canciones y se atreviera a dar ese difícil primer paso tras la disolución de Renochild,su anterior grupo en el que ejercía de guitarrista junto con Kiko,el otro guitarrista de TBS.

Esteban es The Baltic Sea,pero después de tanto trabajo,lo que comenzó como un proyecto personal,se ha convertido en un trabajo en común de cuatro músicos hacia un mismo fin.

Y ese fin es,hacer de las canciones de The Baltic Sea,algo único y a la vez reconocible.Y es algo que están consiguiendo en tan poco tiempo que asusta.

Volviendo al principio,la sala se llenó,algo que sorprendió a los propios miembros del grupo,y es que no resulta nada fácil jugar en casa,aunque parezca una contradicción.

Los encargados de romper el hielo fueron Mañana,otro de los nuevos valores de la escena sevillana,enmarcados dentro del folk,en la estela de grupos como Bright Eyes .Aunque llegamos tarde a su actuación, pude comprobar su puesta en directo pocos dias antes en Fnac.

La falta de rodaje,es lógica teniendo en cuenta que sólo llevan dos conciertos y que es un proyecto personal de Cristobal Colón, que cuenta con músicos para los directos,pero que todavía no ha conseguido una formación estable.Aún asi,desde la reciente grabación de su maqueta en los Estudios Astrohungaros de Raúl Perez (bajista de TBS),ha conseguido un más que nutrido número de seguidores.

La actuación de The Baltic Sea,comenzó justo cuando la impaciencia empezaba ha hacerse hueco en la sala,se ve que no son nuevos en ésto.

Y no sólo en estos trucos de bambalinas,sino en que desde la primera canción es más que obvio que tienes ante tí,un grupo que ante todo sabe y quiere ser profesional.Y eso se nota en el sonido (y el que ha tocado en esta sala,sabe lo dificl que es sonar bien),pero es que recuerdo verlos sonar increiblemente bien hasta en una fiesta universitaria con muy pocos medios técnicos.

No resulta raro así todo lo que han conseguido en tan poco tiempo,su fichaje por Pupilo Records,el primer puesto en el concurso Heineken Greenspace y su paso a la final en Londres del Global Battle of Bands.Siendo como es,un grupo que tiene muy claras sus influencias,pero que ha trabajado desde ellas para hacerse un hueco propio.
Canciones que hablan de lugares recónditos,alejados del sur,de frío y no sólo en la piel.De conflictos vitales y de “lo inspirador de la tristeza”,casi siempre desde el punto de vista quizás más doloroso,como es el fin de una relación para el que se lleva la peor parte del asunto.

Venian con ganas de hacerlo bien,y el repertorio con el que cuenta les ayuda,de la fragilidad de To Seychelles a la contundencia de Television Bells (un rotundo single),sin olvidar Bergen,We might be losers,Song for everyone,…..y hasta ahí llega mi memoria.No se me olvida la colaboración de Elias (ex bajista de Standstill),amigo del grupo ,que resultó más memorable por su valor emotivo,tras tres años sin subir a un escenario, que por su aportación musical al contrabajo.

Las canciones de este grupo cuentan con una gran virtud y es que se hacen tan cercanas en muy pocas escuchas,que resultan adictivas y eso es una de sus grandes bazas .Canciones de esqueleto pop pasadas por el filtro de la distorsión y el delay,en el que cada acorde está mas que meditado,persiguiendo a toda costa la emoción de quién las escucha.La lógica barrera idiomática del inglés,se puede tener en cuenta,pero aún asi,merece la pena pararse a entender las letras ,porque multiplica el valor de lo que consiguen transmitir sólo con la música.

La evolución de The Baltic Sea ha sido constante,lo he podido corroborar en los cuatro conciertos en los que los he visto,en apenas un año,y es así,a base de experiencia como en tan poco tiempo han conseguido hacerse un hueco en Sevilla y ahora cada vez más, en toda España.

De este concierto,el único punto negativo,podrían ser los arreglos programados con los que contaban,y es que a mi parecer,más que adornar las canciones ,les resta naturalidad y eso en un grupo es mucho.Aunque para gustos,ya se sabe.

El camino de The Baltic Sea no ha hecho mas que empezar y desde luego a muy bien pie.Ahora comienza lo dificil,llenar salas fuera de su ciudad natal (algo que ya han conseguido en Barcelona y Madrid) y mantenerse en tan buena forma como hasta ahora,sin caer en la repetición.Es decir la cruz de cualquier grupo.

Con conciertos como el de Fun Club,no les será dificil.

 

banner WIR