Crónica del concierto de Pau Vallvé en Barcelona (L’Auditori)

Por Aitana Enciso 0

Web Hosting

Pau Vallvé volvía a actuar en Barcelona este pasado sábado tras haberlo hecho durante el BAM en la Fábrica Damm, y hace unos meses también en Apolo. El compositor junto a su banda sigue sumergido en una larga gira presentando su último trabajo, el disco doble Abisme Cavall Hivern Primavera i Tornar, y que si os interesa debéis estar atentos y consultar directamente en su web, puesto que van añadiendo conciertos sin parar, señal de que está yendo bien.

Abisme Cavall Hivern Primavera i Tornar formado por 22 temas (se escribe rápido pero resulta un trabajo ingente) ha sido autoeditado por el propio cantante. Después de alguna mala experiencia con casas de discos tradicionales que él mismo nos relataba durante el concierto, decidió lanzarse a la piscina y autoeditar su anterior trabajo, Pels dies bons, fórmula que ha repetido con Abisme Cavall Hivern Primavera i Tornar y que parece que le está funcionando bien, algo que nos explicó durante el directo y que pude comprobar al acabar cuando en la salida estaban ellos mismos vendiendo los discos.

Este concierto era especial por un par de razones. La primera es que era en el Auditori de Barcelona, pero no en la sala grande, sino en una de las pequeñas, y estábamos sentados. Esto produce otro tipo de sinergia durante los directos, haciendo que el público disfrute de la música de otra manera diferente al no tener la posibilidad de bailar. La otra razón fue una acústica impecable, distinta a la de las salas de concierto, bares y demás lugares más comunes para ver a artistas fuera de la música clásica, lo que supone un reto también para los músicos, que en este caso nos permitió disfrutar de las canciones de Vallvé de una manera especial. Con un público bastante mezclado, fundamentalmente joven pero que también contaba con gente más mayor, y por los comentarios de Vallvé intuyo que con amigos y familia entre los presentes, creo que por las caras y la fila posterior para poder hablar con él todo el mundo disfrutó con el directo.

Repasando muchos de los temas de Abisme Cavall Hivern Primavera i Tornar y rescatando bastantes de trabajos anteriores, fue un directo muy notable y contundente. Vallvé habló muchísimo, antes de tocar cada tema, y así, entre explicarnos con detalle cómo se había cocinado este trabajo, bromas con sus antiguos discos, más reflexivos y que por lo visto han sido empleados en producciones audiovisuales catalanas sin cesar, y alguna referencia a la situación política catalana, las dos horas que duró este directo se hicieron muy cortas.

Comenzando con “Antiherois” y rescatando algunas canciones antiguas como “Vaga General” (una de mis preferidas y completamente actual para desgracia de los que vivimos por aquí), “Un gran riu de fang”, o “Benvingut las Pirineus”, el repaso de Vallvé y la banda a su nuevo disco se notó cuidado y el público, completamente entregado, disfrutó con cada broma, con cada anécdota contada antes de las canciones, y coreando estribillos o permaneciendo en un respetuoso silencio en las canciones más serias y melancólicas.

Me gustaría hacer una especial mención a los tres músicos que acompañan a Vallvé en esta gira. Se trata de Valen Nieto, a los teclados y coros, Darío Vuelta en el bajo y teclado, y Víctor García con la batería y samplers. Tan buenos como Vallvé, hacen suyas cada una de sus canciones del disco y aparecen bien compenetrados, y lo más importante, sin fallar ni una nota, algo de agradecer teniendo en cuenta que Vallvé presentaba este disco lleno de armonías difíciles y de arreglos delicados, algo habitual en todos sus trabajos. Que me perdonen los demás, pero me gustó especialmente García en la batería, brutal, sobre quien recae el peso de muchos de los temas.

Es curioso como la percepción de un cantante cambia radicalmente cuando le vemos en directo. Vallvé, a quien descubrí en Radio 3 con “Jo només faig el que puc” y a quien me había perdido varias veces en mi ciudad de origen, siempre me parecía un tipo introvertido y que se expresaba únicamente con su música. Si solo se escuchan sus discos, en especial 2010 o De Bosc, podemos quedarnos con esa impresión. Lejos de eso, aparece como un tipo cercano y agradable, con humor socarrón (al menos en este concierto, donde se explayó a gusto sobre varios temas como decía al principio) y que un segundo después de callarse aborda con maestría su música compleja y delicada. Es por eso que recomiendo encarecidamente que vayáis a verle en directo, pues cambiará totalmente la idea que nos hacemos de él, supongo que más todavía para los que no somos catalanes y no le asociamos a nada más que a unas preciosas melodías que de vez en cuando llegan hasta la radio nacional.

Si sois capaces de vencer la barrera del idioma, descubriréis letras comprometidas en todos los aspectos, y a un músico de lo más interesante.

Web Hosting