Crónica del concierto de León Benavente en Madrid (sala La Riviera)

Por María Gómez-Comino 0

León Benavente y su buen hacer en directo. Cierran gira en Madrid con entradas agotadas en un concierto enérgico y repleto de invitados. 

Los que ya hemos disfrutado de algún directo de León Benavente sabemos de lo que hablamos. Un show redondo, enérgico de principio a fin que de deja con ganas de más. Abraham Boba y los suyos aterrizaban en la sala la Riviera de Madrid el pasado sábado con la satisfacción de haber agotado las entradas semanas antes, y no es para menos.

Tras los diez minutos de cortesía, eran las nueve y diez de la noche cuando los acordes de “Tipo D” sonaban mientras la banda saltaba al escenario con una energía desbordante, haciendo que el público levantase el brazo a golpe de es un hit . Apoyados de un diseño de iluminación efectista y muy en la línea del show cañero que realizan, los Benavente siguieron esta primera parte del concierto con “La Ribera” o “Celebración”. Como en buen concierto fin de gira que se precie, no pueden faltar las sorpresas, siempre gustosas para el público. Por ello, Eva Amaral y Juan Aguirre eran los primeros en subirse al escenario a colaborar en “Estado Provisional”, ya un clásico del primer disco León Benavente. Eva, más en cuerpo que en cante, por muy entregada al tema que estuviese, no conseguimos escucharla. A veces el micro y sus volúmenes juegan estas pasadas. El público más milennial, que da la casualidad que se agolpa en las primeras filas, sacaba su teléfono última generación con cámara HD para grabar cada movimiento, no sea que se perdieran algo y lo tuvieran que ver en casa en cámara súper lenta. Curioso, que el 90% del tiempo de un espectáculo en directo lo pases mirando a una pantalla. En fin, chascarrillos a parte, el show debe continuar, y así lo hizo. Tocaba el turno para “la vida errando”, “Ánimo, Valiente” y “Habitación 615”, un gusto escuchar los más de siete minutos de esta última con la que cerraron el segundo bloque antes tomar aire rápidamente para afrontar el tramo final.

El público entregadísimo hasta en los silencios, se preparaba para la traca final. Los Benavente venían bien preparados y con artillería pesada. Ángel Stanich aparecía en el escenario para cantar “Maestros Antiguos” y Antonio Arias también se sumaba al show. Tras hora y media y con la Riviera rebosante el directo llegaba a su fin con dos temas para cantar, saltar y soltar toda la adrenalina acumulada: “Aún no ha salido el sol” y “Ser Brigada”, esta última con la colaboración de Cristina Martínez, vocalista de El Columpio Asesino. Un fin de fiesta a la altura de lo que fueron casi dos horas de rock and roll en estado puro de un concierto para recordar.

León Benavente
León Benavente fin de gira Madrid
Web Hosting