Hosting WordPress

Entrevista a Flash Amazonas: Espíritu indomable

Por Redacción EER 0

Entrevista a Flash Amazonas

En noviembre estarán actuando en nuestro país.

Flash Amazonas es un dúo colombiano-japonés compuesto por Julián Mayorga y Ryota Miyake (CRYSTAL / Sparrows) con base de operaciones compartida entre las ciudades de Madrid y Tokio. Una pareja muy osada capaz de edificar un puente ‘escheriano’ único entre ambos sitios, ambos entornos, reuniendo elementos tanto de la música tradicional latinoamericana, como de la new-wave japonesa… incluso del punk, del pop sintetizado y o el bolero de la vieja escuela. Como ellos mismos dicen “somos una banda moderna que emula a una banda de los 90 que emula a una banda de los 60″.

Esas son básicamente las credenciales de un proyecto que si aún no lo teníais bajo el punto de mira, ahora es momento. Te dejarán huella. En noviembre estarán por varias ciudades españolas (Sevilla, Madrid, Vigo) presentando su nuevo álbum de estudio “uva-uva” (60nice), el segundo tras aquel “Binary Birds and Other Rubbish Surreal Things” de 2019. Musicalmente son un despiporre, pero es que hablar con ellos…

Entrevista a Flash Amazonas

Teniendo en cuenta la procedencia y residencia de cada uno, ¿cómo y cuándo surgió la idea de formar un proyecto tan singular como Flash Amazonas?

Hace 7 años ya
en residencia de artistas
de la erre eme be a (RMBA)
nos inundamos las vistas

Sucedió en el Canadá
excusen el circunloquio
pero el uno no es de acá
en cambio el otro es de Tokyo

Descomunales cabezas
y pequeñitas las patas
compusimos por e-mail
mil canciones insensatas

Fluyendo bien la amistad
el amor es misterioso
gracias por preguntar
amigo Enano Rabioso

¿Cómo ha ido desde entonces evolucionando el dúo en cuanto a la manera de intercalar ideas, ensayar, e incluso decidir cualquier asunto artístico / visual relacionado con vosotros?

Lo musical fluye muy naturalmente. En general las canciones nacen de conversaciones, chistes o músicas que comentamos por Whatsapp. Hablamos casi todos los días, así que estamos muy enterados de lo que el otro quiere, de en qué anda y qué le interesa. Ensayar no ensayamos, a menos de que estemos en la misma ciudad, pero el proceso creativo encuentra cómo llenar ese vacío y aparecen otras formas (misteriosas para nosotros) de encontrar balance. En lo visual es donde mayores desacuerdos encontramos, pero al final siempre terminamos contentos ambos, creo. No estar de acuerdo también es importante, de la presión de la tierra nacen piedras preciosas.

¿Qué pensáis suele ser lo que más puede atraer la atención a una persona que os descubre por primera vez? Bien sea sonando en la radio como actuando en un antro o en un evento tipo festival donde actúan más bandas…

Pues por un lado está la idea de que se juntan un japonés y un colombiano, como si fuera una premisa de un chiste. Esa idea se refleja en los idiomas en los que cantamos y en ciertos gestos musicales. Es una mezcla rara en el sentido de poco frecuente. Luego está la música en sí, que tiene un punto de extravagancia y a la vez una sensibilidad pop, ver/escuchar esa contradicción es llamativo.

Es apabullante el meneo que le dais a las letras (en español, japonés, inglés) y el serpentín de géneros que abarcáis. Queremos saber más, incluso mucho más, sobre la decisión de cantar en varios idiomas casi indiscriminadamente, y cuáles son esos estilos que os hacen sentir más vivos, fuego a la hora de tocar y componer.

Pues por un lado, el inglés es el idioma en que nos comunicamos entre nosotros, entonces siempre hay esa presencia ahí. Las letras las escribe casi todas Juli, que prefiere escribir en español y que piensa que la lengua del imperio es un arma afilada que está aplanando el mundo. A ese aplanamiento hay que hacerle la contra, camaradas. Hay que cantar en las lenguas periféricas: en el español vernacular del Tolima, en japonés, en quechua ayacuchano, etcétera. También sería una oportunidad muy desaprovechada no ir a por las cosas que hacen particular esta juntada.

Luego lo de los géneros no es una cosa a la que le demos muchas vueltas. Ambos escuchamos muchos tipos de músicas diferentes y creo que, una ventaja que nos da la banda, es la posibilidad de explorar cosas que no exploramos tanto en nuestros proyectos individuales, hay un trato tácito de exploración de vainas que nos gustan pero que no encuentran su lugar en otro lado.

Cositas ricas que nos podáis decir si os mencionamos nombres tan maravillosos e icónicos como Talking Heads, Devo o Tom Tom Club.

A Ryota le encanta Devo pero le parece que el ‘Remain in Light’ es mejor disco que cualquier disco de ellos. A Juli le parece que el ‘Fear of Music’ es un disco perfecto y parte de su libertad en el escenario pa’ bailar mucho y muy mal viene de ver a gente como David Byrne actuar. Más allá de las músicas, es el espíritu de estas bandas lo que a nosotros nos fascina.

Algo me dice que no sois de coleccionar vinilos –si me equivoco, ruego me corrijáis y contéis lo que queráis- pero que otro tipo de cosas os pirran tanto, os pierden, que se podría decir estáis empezando a coleccionarlas… ¿camisas coloristas por ejemplo?

Ah, pues sí somos de coleccionar vinilos. Aunque coleccionar es una palabra grande. Ambos somos rebuscadores de vinilos. A Ryota ahora mismo le encanta las ropas comprendidas en el espectro entre el rosa clarito y el morado clarito, cuello tortuga. Por favor, dennos ropajes para Ryota.

A Juli se le secó una zanahoria adentro de una mochila y cuando la encontró pensó que debería coleccionar frutas y hortalizas secas (momias las llama) y ahora cuenta con una amplia colección (son sólo 5) que comprende zanahoria, tomate cherry, limón, lima y fresa. Algunas han sido donaciones.

Nos centramos ahora en vuestro sonido, para ser más exactos en el álbum que ya se publicó en 2019, “Binary Birds and Other Rubbish Surreal Things”, y en el nuevo titulado “uva-uva” ¿cuáles serían las principales diferencias y semejanzas entre ambos? Con pandemia de por medio, ¿se hizo más complicado la composición del nuevo LP, o con esto de vivir tan alejados fue más bien coser y cantar?

Ambos discos los hicimos usando más o menos el mismo sistema, pero como las canciones ya son tan diferentes entre ellas, uva-uva es un disco completamente diferente al anterior. Es decir, el espíritu del disco es el mismo, pero las canciones son muy diferentes. En ‘uva-uva’ hay más japanñol y creo que los temas de los que hablan las canciones son un poco más duros, más rabiosos. A Juli le gustan mucho escribir sobre muerte y violencia, entonces eso está ahí metido y eso colabora con el carácter del disco. A la vez, el disco es dulce. Un chicle de uva sí, pero con centro venenoso.

“uva-uva”, vuestro segundo disco de estudio, ¿cuántas puertas habéis sido capaces de tirar abajo uniendo estilos, revolucionado creando canciones…? ¿Qué es lo que más contentos os trae con la finalización y por fin nacimiento de este disco? ¿dicen que sabe a uva?

Pues mira a mí (Juli) me gusta mucho tirar abajo la idea del músico virtuoso que prevé cómo va a terminar siendo el disco y que planea con antelación qué nuevos hitos va a crear o qué puertas va a derribar, como dices tú. Si se derribó algo en la creación de este disco fue por puro trastabillar. Nosotros no hemos planeado unir estilos ni revolucionar nada, estamos intentando hacer la música más Flash Amazonas posible y como eso no ha sido hecho antes, ahí radica la unicidad de la vaina. Nuestro destino es ser nosotros con mucha fuerza y esa es la estrella que estamos persiguiendo, como en la canción de Morente.

Lo sacáis por el sello independiente 60nice. Curiosamente leí hará un par de años sobre ellos, la pareja filipina que lo comanda desde Nueva Jersey (USA), JP del Mundo y Patis, en una publicación asiática ¿cómo surgió el primer contacto con ellos y qué tal resulta trabajar con ellos? Veo que seguís abarcando más y más mundo…

JP y Patis son lo mejor. Son gente a la que genuinamente le gusta la música y que está destinando sus esfuerzos a posibilitar que la música pase. JP también es músico y él hizo parte -al igual que nosotros– de la RBMA. De ahí nos conocemos, de ser alumnis. Cuando terminamos este disco y estábamos buscando sello, él nos propuso trabajar juntos. El sello ha sido muy respetuoso con nuestros quereres y ha contribuido a que nuestra visión no sólo salga adelante, sino que vaya más allá de lo que nosotros mismos esperábamos.

Me encantaría reflexionar, igual no es la palabra correcta, sobre la inmensa calidad de vuestros últimos vídeo-clips. En la cabeza ahora mismo “Panda” y “Ululo”. Por favor, cómo han sido creadas las animaciones, en definitiva filmados. Qué sé yo, técnicas, personas que hay detrás y si encima soltáis alguna anécdota, mejor que mejor.

Ambos videos están hechos por Poetas menores, que es un dúo de artistas conformado por Juli y la artista española Marta Orozco V. El colectivo mete mano en varias direcciones, hacen vestuarios, animación tradicional, videos, visuales para shows, diseño, portadas de discos, han producido libros, etcétera. La idea para Panda venía de la propia letra de la canción que habla de un grupo a viejas y viejos que van por ahí cometiendo pequeños delitos a la luz de la luna. Y el video de Ululo está hecho en tradigital, o sea en animación 2d tradicional (dibujando cuadro a cuadro) hecha en medios digitales, ahí hay cientos y cientos de dibujos, y la idea era hacer un video sobre las diferentes formas que puede tomar angustia.

Toca hablar de vuestra gira de presentación. He visto que pasáis por Londres, Bristol, Utrecht, Lisboa… ¿qué fechas tenéis ya cerradas por España? Dónde y cuándo.

Sí, vamos a estar en Europa en Noviembre, en España vamos a tocar en Sevilla (en el Festival Internacional de cine de Sevilla) el día 10, en Madrid (en el Perro Club) el 17 y en Vigo (en Radar Estudios) el día 18.

Para finiquitar este buen ratito juntos, ¿qué normas debemos seguir todos aquellos que vayamos a veros en directo? ¿Cuáles no, incluidas comportamiento y vestimenta?

De ser posible, venir con ganas de bailar, reír y llorar.

Foto de portada por Sunao Maruyama.

Hosting WordPress