Hosting WordPress

«Simpatía por el baterista», de Mike Edison

Por Ana Rguez. Borrego 0

Mike Edison

Resulta tremendamente interesante comprobar cómo el discurso en torno a un grupo como Rolling Stones es inacabable. No hay forma de cerrarlo, ni falta que hace, sobre todo con joyas como la aquí presente, publicada originalmente dos años antes del triste fallecimiento de Charlie Watts. Quien fue el temporizador de la banda más famosa de la historia del rock & roll es aquí bendecido por otro baterista como Mike Edison, también miembro de Guadalupe Plata y editor de prensa musical.

Pero esto no es una biografía sin más, ni mucho menos. Lo que ha construido Edison es una pirámide de conocimiento en torno a Watts. Lotes y lotes de anécdotas y reflexiones encauzadas a lo largo de una lectura ágil, tremendamente entretenida, además de altamente reveladora, en lo que se refiere a la importancia de Watts dentro de sus Satánica Majestades, además de su capacidad para vampirizar cualquier tipo de estilo musical en su vocabulario de sobriedad a prueba de balas.

Joyas como las yoyas que Watts le propinó a su querido Mick Jagger acentúan el lado divertido de una narración que, ante todo, es capaz de mantenernos la sonrisa en la cara, al mismo tiempo que inocula sobredosis de perlas acerca de la agitación cultural de estas últimas seis décadas, con Watts como testigo silencioso de la revolución.

Por todo ello y lo maravillosamente escrito que está, “Simpatía por el baterista” no sólo es un volumen imprescindible para cualquier seguidor de los Rolling Stones, sino que también emerge como ensayo simpar acerca de la personalidad del baterista, en general, y su labor dentro lucha de egos en la que suele verse a su alrededor en cualquier formación marcada por su denominación rocanrolera.

Mike Edison

Hosting WordPress