Web Hosting

Los 25 discos y canciones internacionales de 2018

Por Redacción EER 0

lo mejor de 2018 internacional

Llega diciembre y es hora de hacer memoria sobre todos los discos que se han publicado durante este año. ¿Para qué? Para hacer una lista de lo mejor del año, que a medida que la íbamos haciendo iba variando. Evidentemente: los redactores de El Enano somos de lo más dispar, desde la moñez hasta el pogo.

A eso sumémosle los dislates de la memoria (¿quién se acuerda de lo que salió en enero?), las estrategias de marketing (las apuestas seguras de cualquier industria tienden a concentrarse en la última parte del año) y que diciembre rara vez entra porque esto es algo que comienza a prepararse a finales de noviembre.

En cualquier caso, ahí va nuestra selección de los mejor de 2018 a nivel internacional. Y hay algo seguro: los discos que elegimos nos han impactado emocionalmente. Si no fuera así, ¿qué sentido tendría el arte?

Álbumes

Arctic Monkeys - Tranquility Base Hotel & Casino

25. ARCTIC MONKEYS – TRANQUILITY BASE HOTEL & CASINO
(Domino Recording)

Arctic Monkeys, ese grupo con tantos seguidores “millennials”, siempre pasó desapercibido a mis oídos por la previsibilidad de su estilo. Sin embargo, el rol actual de Alex Turner, en modo “crooner” total, enamora visual y sonoramente. Este su último álbum, está concebido para su lucidez total, eclipsando al resto de la banda y dejando dos canciones como “Four out of five” y “The ultracheese”, que pasan a formar parte de lo mejor de su amplio repertorio. Un señor. Diego José Fabián

all against logic

24. A.A.L. (AGAINST ALL LOGIC) – 2012-2017
(Other People)

Detrás de este curioso alias tenemos a Nicolas Jaar quién tras el excelente y profundo “Sirens” (2016) se abandona a una electrónica más hedonista pero para nada intranscendente. Esta especie de pseudo recopilatorio da una muestra de su gusto por sonidos que pueden ser englobados de forma general en la etiqueta House pero según el corte se balancean en el disco, el funk y soul (“Know You“, “Now U Got Me Hooked”) o la IDM (“Hopeless“), en los cuales, incluso cuando parece ir más directo a la pista de baile (“Cityfade”, “Some Kind of Game”), lo hace desde una calmada y algo cerebral elegancia. En total once temas donde ninguno sobra, todos suman para mostrar el mosaico de registros de Jaar. Uno de esos discos mayúsculos casi sin pretenderlo. Juanjo Rueda

thee oh sees

 23. OH SEES – SMOTE REVERSER
(Castle Face)

Los Oh Sees se han desecho del artículo “Thee” que les precedía, pero con Smote Reverser se mueven por territorios conocidos. Un disco de garaje psicodélico, pesado y letárgico en ciertos momentos, de letras oscuras, evocadoras de monstruos y fines del universo que harían las delicias de los fans de Lovecraft. Como de costumbre, canciones cargadas de solos de guitarra (cierto, que mucho más contenidos en esta ocasión), donde se puede notar que John Dwyer ha decidido hacer las pases con los teclados que desterró en Weird Exits (tras pegarse un empacho de ellos en su proyecto solitario Damaged Bug). Otra cosa que ha regresado es la maravillosa voz de Brigid Dawson, algo que se preveía meses atrás debido a su colaboración en el álbum minimalista titulado OCS.

Puede que a muchos les parezca un disco poco ejemplar para pertenecer a la discografía de Oh Sees, pero el secreto está en los elementos, que a pesar de estar distribuidos de manera discreta, se encuentran muy presentes; esos momentos de blues, krautrock y el bofetón en la cara de metal que es “Overthrown”. Quien diga que sabe por dónde van a tirar en el siguiente disco miente, y si no que me explique esos cuatro minutos de grillos durante “C”. Ricardo Garijo Lima

22. DOMINIQUE A – LA FRAGILITÉ
(Cinq 7 / Wagram)

En los dos años posteriores a Éleor (Wagram music / Cinq 7, 2015), Dominique Ané se encerró en su cuarto de crear con la única compañía de una caja de ritmos y una guitarra acústica. Así fue amontonando piezas en dos pilas bien diferenciadas. La primera, las empaquetó en mayo de este 2018 con  el título de Toute latitude (Wagram music / Cinq 7/ Popstock!, 2018), un viaje áspero hacia los adentros del compositor francés por medio del pop digitalizado. La segunda, editada en octubre, se llama La fragilité y supone el regreso de Dominique A a la composición pura. Partiendo de la guitarra, el de Provins retoma el sendero de Éleor para dar fruto a un cancionero cuyos principios estéticos se basan en la dulzura, la belleza y otros tópicos de la canción francesa. Los recuerdos de niñez y la vida en el campo guían parte del repertorio, que se abre con una oda a la poesía que es, en realidad, un homenaje a Leonard Cohen escrito días después de su muerte («La poesía se ha marchado / sospecho que pasó por tu casa / se acostó en su cama / y escuchaba la lluvia sobre el tejado…»). Como ambos discos fueron compuestos en paralelo, algunos ritmos electrónicos se cuelan en La fragilité (“Le temps qui passe sans moi”), pero la tónica general es la de una secuencia de canciones sencillas e intimistas, alumbradas al calor de una chimenea y mecidas entre los brazos de Dominique. Jose A. Rueda

21. DJ KOZE – PICK UP
(Pampa Records)

¿Por qué toda la electrónica producida en Alemania tiene que ser siempre fría? Basta de estereotipos trillados. Dj Koze fabrica ese house profundo, bailable y cálido que te gusta en el éxtasis de la noche. Ahora que la pista de baile se está perdiendo en favor de electrónicas cerebrales que solo sirven para coger depresiones, este LP vuela alto en momentos definitivos como esa “Pick up” que es la banda sonora definitiva para una tarde primaveral de noviembre en las terrazas británicas de la isla de Malta. Hasta sin drogas… Diego José Fabián

20. BEAUTIFY JUNKYARDS – THE INVISIBLE WORLD OF BEAUTIFY JUNKYARDS
(Ghost Box)

Desde Lisboa, con el zurrón lleno de imaginación y lugares donde se juega a embrujar el recuerdo de Flying Saucer Attack con sazonados dignos de los Stereolab de mediados de los noventa. Pop hipnagógico de altos vuelos donde el imaginativo despliegue de articulaciones rítmicas abre las compuertas de un surtido de arrebatos pop hilados con un fin intrínseco: sortear la horizontalidad del pop actual bajo un tratado de misterio y magia a partes iguales. Marcos Gendre

19. THE GOOD, THE BAD & THE QUEEN – MERRIE LAND
(Studio 13)

Posiblemente el disco más importante del año. Para muchos no será el mejor, y les recordará mucho a lo que Damon Albarn ha hecho estos últimos años, sea con Blur, en solitario o incluso en la anterior entrega de este súper grupo. Sin embargo, desde el tema que da nombre al álbum hasta el final de este se juega con una eterna premisa musical: un gran disco no solo se mide por la valía de la pieza, sino también por el contexto que le rodea en el momento de ser divulgado. En ese sentido Merrie Land es un álbum que describe una realidad, la de gran parte de los británicos que residen en la Inglaterra post Brexit. Algo que resulta de suma importancia, sobre todo después de los eventos socio políticos que tienen lugar en Europa.

Albarn, siempre tan comprometido en el ámbito social, no hacía una critica tan descarnada desde “This is a low” (Modern Life Is Rubbish, 1993) Este disco vuelve a su vez a retomar el ambiente de su predecesor, un aura de la Inglaterra de principios del siglo XX, atreviéndose a abandonar Londres para recorrer toda la nación. De igual manera, el cuarteto se atreve a experimentar creando una obra conceptual rica en distintas atmósferas y texturas. A quien esto le pueda parecer un coñazo, siempre le quedará ese magnifico bajo de Paul Simonon, que te hace pensar que Joe Strummer daría su sello de aprobación a esta reivindicación sonora. Ricardo Garijo Lima

18. MOON WIRING CLUB – PSYCHEDELIC SPIRIT SHOW
(Gecophonic Audio Systems)

La abstracción se impone en un ajuar de fantasías terroríficas donde los samples de voz vuelven a abrir puertas dimensionales hacia los futuros perdidos. Ian Hodgson dobla la apuesta. Ha emborronado cualquier clase de referencia genérica. Ni dubstep, hip hop o ambient: desintegrar los sonidos en un vacío único es su meta. Ahora, el peligro es volver de esta experiencia y comprobar que no hay nada igual, ni remotamente. Marcos Gendre

17. FRANZ FERDINAND – ALWAYS ASCENDING
(Domino)

Ser Franz Ferdinand debe ser complicado. Cuando has creado dos discos, los dos primeros, que le hacen mover el bullate hasta al más soso, el público va a esperar siempre mucho de ti. Tonight quizás se pasó de experimental y Right Thoughts, Right Words, Right Action se quedó a medio gas, bebiendo de las mieles del mito. Cuando pensábamos que no volverían (la fusión con Sparks, la marcha de Nick McCarthy), los de Glasgow nos sorprenden con un disco que ha sabido retomar su personalidad sonora sin miedo y con ganas de retarse. Está claro que el título ya era un síntoma de lo que podíamos esperar, y que sigan así, oiga: maillot de lunares para ellos. Ana Rguez. Borrego

16. CONFIDENCE MAN – CONFIDENCE MUSIC FOR CONFIDENCE PEOPLE
(Heavenly Recordings)

Que a estas  alturas de la vida, vuelva el “electroclash”, da para pensar que los 80 es indiscutiblemente la mejor época musical habida. Confidence Man, desde Australia, reviven este estilo con todos sus ingredientes: guarreo, baile y humor. Ahora son un oasis en el desierto, pero piezas como “Try your luck” o “Don´t you know I´m in a band” seguro han hecho masturbarse a Miss Kittin. Y eso tiene un mérito de cojones. Tú [email protected] Diego José Fabián

15. JULIA HOLTER – AVIARY
(Domino)

Tras el último y más accesible disco de Holter, el sobresaliente “Have You In My Wilderness”, se podría pensar que el siguiente paso iba a ser seguir en la línea de dulcificación de su música. Nones. Las líneas expresivas de la estadounidense no se rigen por las cuestiones lógicas del público. En “Aviary” traza noventa minutazos de música que aspira con arrogancia y como fin último a ser arte, filtrándose multitud de referencias cultas tanto en lo literario como en lo musical. En esto último, expresa un mundo particular de una irrealidad fantástica que puede tener puntos en común tanto con Scott Walker como con Joanna Newsom, en el que las orquestaciones barrocas se mezclan con disonancias melódicas. Una primera parte más brumosa donde parece que se va a perder pie definitivamente con la realidad, deja paso, a partir de “Another Dream”, a figuras melódicas un poco más reconocibles (“I shall Love 2”, “I would rather see”, “Les jeux to you” o “Words I Heard”). Un disco difícil pero que si se hace el esfuerzo de entrar, cada escucha aporta pequeños nuevos deleites. Porque no le da visitas pero me gustaría ver a Jaime Altozano sudando en su canal para analizar esta obra. Juanjo Rueda

Jon Hopkins - Singularity

14. JON HOPKINS – SINGULARITY
(Domino)

Había grandes esperanzas puestas en la nueva obra del productor británico y tras zambullirnos en este Singularity podemos decir que ha cumplido con creces. La espera de cincos años nos ha devuelto a un Hopkins brillante, en plena forma. Podemos decir que en Singularity vemos lo mejor de su producción: desde temas hedonistas, de baile desenfrenado (es o no es “Everything Connected” una de las canciones de este 2018), hasta mágicas postales relajantes como “C O S M” o “Recovery”, más propia de genios clásicos. Una montaña rusa musical, con sus subidas y bajadas, que te hace bailar y reposar, que te lleva a otros mundos. La pastilla azul de Matrix que a veces uno quisiera tomar para evadirse. (Leer reseña). Ignacio Sánchez.

13. CAR SEAT HEADREST – TWIN FANTASY
(Matador)

Cuando Will Toledo decidió “regrabar” su disco publicado hace siete años y subido a Bancamp, sabía muy bien lo que se traía entre manos. Las mejoras introducidas en la producción y la incorporación de nuevos sonidos que la banda ya incorporó en el anterior LP, “Teens of Denial”, hacen de esta reedición sin duda una obra maestra del indie rock, más creativo y diferente que hemos escuchado en bastantes años. Armando Rendón

12. U.S. GIRLS – IN A POEM INLIMITED
(4AD)

La iconoclastia es necesaria en estos tiempos en los que parece que la música se deja llevar por patrones demasiado convencionales. Y si quien lo hace es Meg Remy, más todavía. Su versatilidad inunda este proyecto musical que es todo un proceso de sofisticación del pop, en el que ha contado con el colectivo instrumental The Cosmic Range. Hay funk, hay psicodelia, hay pequeñas dosis de electrónica… acompañando a un poderoso concepto de feminidad más allá de lo canónico. En estos casos, la personalidad se convierte en el mensaje. Ana Rguez. Borrego

11. MITSKI – BE THE COWBOY
(Dead Oceans)

Si has caído en las garras de Be the Cowboy, lo siento, porque no vas a parar de escucharlo en una buena temporada. Mistki Miyawaki reafirma su consagración en su quinto LP: la japonesa nos presenta un disco con sus típicas guitarras sucias, pero con un uso sobresaliente de sintetizadores, en el que nos habla sobre su percepción de las relaciones. Si has caído en las garras de Be the Cowboy, me alegro, disfrútalo, varias veces, muchas veces, porque cada vez que lo escuches descubrirás algo diferente. Nieves Solano

10. IT IT ANITA – LAURENT
(Vicious Circle)

Si pensamos en músicos belgas, quizás sólo se nos ocurra Jacques Brel. Demasiados años y demasiada tristeza, así que jamás nos podríamos imaginar que de allí podría surgir un grupo tan genial como It It Anita. Su segundo disco, Laurent, deja claro que es de esos grupos inspirados para hacer del ruido un chute de adrenalina en todo el pecho. Desde la contudencia catártica de “Say No” a la emocional “Tanker 2, Pt. 2”, pasando por la contoneante “User Guide” y esa hija bastarda de Albini que es “Bored”. Con tanta pasión hay que tener cuidado: enganchan. Ana Rguez. Borrego

9. SNAIL MAIL – LUSH
(Matador)

Cada año tenemos una joven y brillante propuesta que nos invita a pensar que en esto del pop aún hay esperanza. En este 2018 Lindsey Jordan, que aún no ha cumplido ni veinte años, se ha sacado de la manga un álbum de diez, como los temas que tiene. Un tratado de cómo sonaba el indie en los 90, ramalazos a grandes de la época como Dinosaur Jr, Pavement o Sonic Youth saliendo airosa del envite. Una extraña madurez en la que se nos habla del amor a través de una colección de pequeñas joyas cuyo denominador común es el cristalino sonido de la guitarra, ya sea en “baladas” como “Stick”, “Speaking Terms” o “Let’s Find an Out” o en unos singles que ya quisieran para ellos los grandes del género, o si no que me digan quién no firmaría temas como “Pristine”, “Heat Wave” “Full Control” o “Golden Dream”. Ignacio Sánchez.

8. INTERPOL – MARAUDER
(Matador)

Cuando Interpol, una de esas bandas asentadas y de las que esperas mucho, anuncian la publicación de un nuevo largo, todo el circo musical mundial se pone alerta. Indaga en la producción, en las tendencias, en las referencias, en las variantes musicales, etc. Con el sol de agosto, lanzaron definitivamente “Marauder“, tras adelantar algún tema como “The Rover” o “If you Really Love Nothing”. Y en el disco, con la producción de Dave Fridmann, han repetido fórmula, buscando aristas y agresividad directa en sus sonidos de guitarras que generan ese ambiente de suburbio instrospectivo y desconcertante. Banks, Forgarino y Kessler (¡qué guitarrista¡) mantienen el tipo de forma sobresaliente, dejándose llevar por esa fórmula musical aunque el disco no está compuesto de “singles”, siendo más bien un todo que crece a cada escucha. En definitiva, “Marauder” es uno de los discos del año para nosotros porque exhala calidad, clase, consistencia y porque suena a ese Interpol que te atrapa, que te invita a repetir y a seguir indagando en cada una de las partes de ese todo que conforman cada una de sus obras. Armando Rendón

7. BEACH HOUSE – 7
(Bella Union)

Lo vaporoso del dream pop del dúo de Baltimore formado por Victoria Legrand y Alex Scally alcanza con su último largo cotas muy elevadas artísticamente. El disco fluye, pulsando la épica y la progresividad en calma de algunas de sus composiciones (“Dive“, “Dark Spring“, “Lemon Glow“). Disco para disfrutar de principio a fin, incluido el guiño francés de “L’inconnue”, que se cuela en días de lluvia tenue o bajo la sombra de un día soleado junto al mar. Armando Rendón

6. MGMT – LITTLE DARK AGE
(Columbia Records)

Once años después de “Oracular Spectacular” (2007) y cinco de su último LP, el homónimo “MGMT” (2013), Andrew VanWyngander y Benjamin Goldwasser vuelven al redil de la canción pop. La fama de “Kids” y “Time to pretend” fue como repelente musical para repetir hits de mismos esquemas, algo que supieron sobrellevar más que bien en un segundo disco (“Congratulations”) que demostró que eran algo más que un hype pasajero. Pero su último disco, con largo impass posterior de por medio, nos hacía temer lo peor, haberlos perdido para siempre de la causa pop por una total divagación psicodélica. Error. Vuelven con su disco más accesible, un juguetón artefacto pop donde consiguen que la marmita psicotrópica no se les derrame conjugando una magnífica colección de canciones que igual se mueven en la ¿imposible? encrucijada entre Animal Collective y The Cure (“When you die”) como recogen el espíritu de los Happy Mondays más arrimados a los ritmos sintéticos negroides (“Days that gone away”, “TSLAMP”), dejando algunos de sus mejores hits (“Me and Michael”, “One Thing Left to Try”, “Little Dark Age”) desde aquella irrupción hace once años. Bienvenidos de nuevo. Juanjo Rueda

5. EZRA FURMAN – TRANSANGELIC EXODUS
(Bella Union)

Conocer a Ezra Furman es amarlo. Cuando escuchabas “Restless Year” te resultaba el más divertido de la escena y cuando sonaba “My Zero”, había algo que te enternecía, quizás su limpieza sonora, o la verdad que se dejaba entrever en su voz. Porque Ezra Furman es de esos músicos que es más bien un narrador que aparte de metáforas, usa la música para dar una mayor belleza a su texto. Y así ha ocurrido en Transangelic Exodus, un disco redondo que desarrolla una especie de road movie, que se resiste a un gobierno injusto. Mmm… familiar, ¿quién será ese gobierno? Porque lo que queda claro es que él es ese ángel de género fluido con el que te gustaría tomarte un té con pastas. Su rock es en cierto modo clásico, pero con perlas y rojo en los labios. Ana Rguez. Borrego

fuego artificial

4. LAS LIGAS MENORES – FUEGO ARTIFICIAL
(Discos Laptra / Sonido Muchacho)

Los cuatro años de silencio discográfico desde su homónimo debut han servido para que el quinteto de Buenos Aires se haya curtido en directo. Sus bolos las han llevado de sur a norte del continente americano, siendo un concierto en Coachella -grabado para Jam in the Van– el que despertó la curiosidad en nuestro lado del Atlántico. Tal y como hicieron Limbo Starr cuando ficharon a Él Mató a un Policía Motorizado para que triunfaran en la comunidad alternativa de España, Sonido Muchacho se ha aventurado a traer hasta nuestras tierras a Las Ligas Menores. La reciente gira por nuestro país y la coedición de Fuego artificial ha generado por aquí una nueva legión de fans. No es para menos: la colección de melodías certeras y poesías juveniles supera el alto listón que había dejado el anterior LP. Una vez más, el indie-rock recargado de guitarras y endulzado con teclados engendra una buena ristra de lo que se suele llamar “himnos generacionales”. Canciones bandera que en Fuego artificial sin duda son “Contando lunas”, “Mejor así”, “Peces en el mar” y la catártica “Ni una canción”. Las Ligas Menores pertenecen a la casa argentina Discos Laptra, que atesora el catálogo indie más preciado del país sudamericano. Ahí editan los mencionados motorizados y 107 Faunos (reivindicados por Los Planetas). Raro será que no se conviertan en unas habituales de los festivales y giras españolas. Jose A. Rueda

3. LOW – DOUBLE NEGATIVE
(Sub Pop)

Más de una década después de aquel excelente “Drums and Guns” (2007), Low vuelven a entregar una obra cargada de aristas y aridez, preñada, como aquel disco, de dosis de nihilismo que quizá vuelven a ser debidas al clima político y social estadounidense. Repiten con el productor de “Ones and Sixes” (2015), BJ Burton, y llevan su particular slowcore a la frontera en que se difumina con el post-rock más alejado del cliché progresivo, quebrando la estructura de los temas como si fueran un puzle ligeramente mal encajado, además de distorsionar algunas voces y guitarras o jugar con loops para conseguir con todo esto, paradójicamente, momentos de áspera o narcótica belleza como los de “Quorum”, “Dancing and Blood”, “Fly” o “Always trying to work it out”. Una maravilla. Juanjo Rueda

2. SUPERORGANISM – SUPERORGANISM
(Domino)

¿Cómo debería sonar una banda de pop en pleno siglo 21? Pues así, y Frank Ocean los cató pronto. Con el pequeño gran empujón promocional de Ocean los singles publicados el año pasado aventuraban un refrescante debut que llegó a comienzos de año. Un tratado de cómo construir melodías pop usando samplers y ruidos de los más variados; una imaginería propia de la década en la que estamos y letras sobre hologramas, cómo nos afecta la tecnología en nuestras vidas, donde todos queremos ser famosos o incluso cómo ser una gamba. Solo diez canciones, diez singles potenciales, diez hits radiables y bailables. Si eres tan insensible que no te mueves con “Night Time”, “Relax”, “Something for your M.I.N.D.” o “Everybody wants to be famous”, eres un bicho raro. Ignacio Sánchez.

Idles siguen embruteciéndonos con "Samaritans"

1. IDLES – JOY AS AN ACT OF RESISTANCE
(Partisan Records)

El mundo es una mierda. Esa crisis que golpeó nuestras libertades hace una década sigue ahí, asfixiándonos, haciendo trizas nuestros valores, nuestra solidaridad. Surgen movimientos como el Brexit, el odio hacia el de fuera (siempre y cuando no tenga dinero), o el distanciamiento mayor entre clases. Has perdido a tu madre por una enfermedad, a tu hija, de pequeño se reían de ti. ¿Qué hacer? Todo esto sirve de caldo de cultivo para que los británicos creen una colección de temas que son pura bilis, pero a la vez un grito de esperanza. La alegría como un acto de resistencia, de rebeldía ante todo lo malo que nos rodea: “Love yourself”. Un concepto que viene a continuar y engrandecer los logros de su debut, Brutalism, pero de manera exponencial. Un álbum sincero y duro en el que al final gana lo positivo. Celebrémoslo como se merece: un buen pogo. Ignacio Sánchez.

Canciones

35. ARCTIC MONKEYS – “FOUR OUT OF FIVE”

34. GO-KART MOZART – “ZELDA’S IN THE SPOTLIGHT”

33. IDLES – “COLOSSUS”

32. JESSE BÁEZ (CON C. TANGANA) – “NO ERES TÚ”

31. LAS LIGAS MENORES – “PECES EN EL MAR”

30. PAUL WELLER – “MOVIN’ ON”

29. THE SOFT MOON – “BORN”

28. MOGWAI – “WE’RE NOT DONE (END TITLE)”

27. BEACH HOUSE – “DIVE”

26. CONFIDENCE MAN – “DON’T YOU WANT ME IN A BAND”

25. IT IT ANITA – “SAY NO”

24. SEÑOR KINO – “NIÑA OH”

23. TIERRA WHACK – “PET CEMETERY”

22. TY SEGALL – “IM A MAN”

21. CHVRCHES – “MIRACLE”

20. ADELAIDA – “FANTASMA”

19. DJ KOZE – “PICK UP”

18. LET’S EAT GRANDMA – “IT’S JUST NOT ME”

17. TIRZAH – “AFFECTION”

16. VILLAGERS – “FOOL”

15. OH SEES – “SENTINIENT OONA”

14. CLOUD NOTHINGS – “ON AN EDGE”

13. CATHY CLARET – “LES PAPILLONS”

12. GUS DAPPERTON – “PRUNE, YOU TALK FUNNY”

11. LAS YUMBEÑAS – “CORAZÓN”

10. MGMT – “ME AND MICHAEL”

9. JON HOPKINS – “EVERYTHING CONNECTED”

8. CHILDISH GAMBINO – “THIS IS AMERICA”

7. GO-KART MOZART – “WHEN YOU’RE DEPRESSED”

6. J BALVIN – “MI GENTE”

5. MILES KANE – “CRY ON MY GUITAR”

4. THE GOOD THE BAD THE QUEEN – “MERRIE LAND”

3. IDLES – “TELEVISION”

2. PARQUET COURTS – “WIDE AWAKE”

1. LOW – “DANCING AND BLOOD”

Fueron los mejores

2017
1. The XX – I see you
2. Arcade Fire – Everything Now
3. Cigarettes After Sex – Cigarettes After Sex
(Ver lista completa)

2016
1. Radiohead – A Moon Shaped Pool
2. Nick Cave & The Bad Seeds – Skeleton Tree
3. Bon Iver – 22, A Million
(Ver lista completa)

2015
1. Sufjan Stevens – Carrie & Lowell
2. Chvrches – Every Open Eye
3. Kurt Vile – B’lieve I’m Goin Down
(Ver lista completa)

2014
1. Swans – To Be Kind
2. Caribou – Our Love
3. The War On Drugs – Lost in the Dream
(Ver lista completa)

2013
1. Vampire WeekendModern Vampires Of The City
2. My Bloody ValentineM B V
3. DeerhunterMonomania
(Ver lista completa)

2012
1. Beach HouseBloom
2. SwansThe Seer
3. Grizzly BearShields
(Ver lista completa)

2011
1. PJ HarveyLet England Shake
2. Fleet FoxesHelplessness Blues
3. Arctic MonkeysSuck It And See
(Ver lista completa)

2010
1. Arcade FireThe Suburbs
2. Kanye WestMy Beautiful Dark Twisted Fantasy
3. 65daysofstaticWe were exploding anyway
(Ver lista completa)

Han colaborado en la elaboración de estas listas

A. Brotons, Ana Rguez. Borrego, Armando Rendón, Diego José Fabián, Ignacio Sánchez, Jose A. Rueda, Juanjo Rueda, Marcos Gendre, Nieves Solano y Ricardo Garijo.

Web Hosting