Entrevista a Sierra: Haciendo balance de 2018

Por Pauper y Meta 0

entrevista a Sierra

Cuenta atrás para el concierto en el Teatro Barceló.

Comenzábamos el año a tope con Sierra y, cuando el verano tocaba a su fin, teníamos “mono” de volver a verles en directo. Afortunadamente, nuestros ruegos fueron escuchados: el próximo 9 de noviembre actuarán en el Teatro Barceló (Madrid), junto a La Plata (las entradas están a la venta en wegow). ¿Cómo será? Aprovechamos para hablar con ellos antes del concierto de Los Punsetes, para que nos contaran cómo ha sido todo este año, girando A Ninguna Parte (Sonido Muchacho, 2017), qué podemos esperar en este próximo concierto…

Seguro que será genial: no lo dudamos.

La última vez que hablamos con vosotros, acababais de sacar el disco y no habíais tenido apenas oportunidad de tocarlo en directo. Después de estos meses, ¿qué vibraciones habéis tenido?

Hugo: Ha sido buena, muy buena. Hemos estado tocando por toda España, y hemos hecho conciertos desde salas hasta espacios más grandes, como festivales. Siempre ha venido gente y siempre ha sido un ambiente superbueno. Yo no recuerdo ningún concierto… puede que alguno saliera más flojo, como siempre puede ocurrir, pero en general ha sido bastante guay.

En general, estáis contentos con la acogida que ha tenido el disco y la gira.

Hugo: Sí, sí, la verdad que sí. No nos esperábamos nada de eso. El arranque de la gira fue un poco a trompicones, porque no se han cuadrado las cosas como se esperaban: parecía que no tenías de conciertos y, de repente, ese mes hacías 4 ó 5 seguidos. Todo ha salido genial, desde tocar en León en un parque, en el que la gente estaba en las fiestas, y que aún así la gente venga a vernos y a pasarlo bien, con ganas de ver a Sierra, hasta salas.

No ha sido una gira al uso, de tener como mucha organización pero lo que ha salido, que ha sido bastante, ha salido bien.

De hecho, ya lo hablamos: conciertos en salas sí que se habían cerrado, pero los festivales estaban costando.

Hugo: Sí, festivales no hemos hecho muchos al final.

Estuvisteis en el Zaragoza Feliz Feliz.

Hugo: Sí, ese estuvo genial.

El Contempopránea…

Hugo: El Cabo de Pop… Bueno, hemos hecho unos cuantos, pero no tantos como nos hubiera gustado. Pero los que hemos hecho nos han encantado.

En Zaragoza, por ejemplo, fue genial porque la gente se portó muy bien con nosotros pero era un concierto difícil porque coincidía con la final de la copa de Europa. Y aún así vino mogollón de gente y ni se notó. Fue muy chulo, porque además tocamos con La Plata, Carolina Durante… que son colegas con los que nos gusta tocar.

Al hilo de lo que nos comentabais de León, en los últimos años se aprecia una nueva corriente en la oferta de conciertos que se hace durante las fiestas. Se va más allá de las típicas orquestas que tocan grandes éxitos de otros grupos y se proponen grupos que están de actualidad. ¿Qué os parece?

Clara: Es normal que haya un cambio generacional. Durante muchos años parecía que había dos circuitos: el de los festivales indies y el de las fiestas del pueblo, que siempre estaban ahí, que o eran orquestas o grandes artistas, digamos. Y no tienen por qué ser circuitos separados. Porque lo que es música indie o mainstream ya no tiene barreras muy claras, tan definidas. Este verano tocamos en las fiestas de la Paloma, en Madrid, con Fuckaine, y después una orquesta, y a mí me pareció excelente. Había gente más joven, gente mayor… y así se puede escuchar un poco de todo, no hay por qué separar tanto.

Además acercas músicas a otros públicos que apriori no te escucharían. Es mejor huir del encorsetamiento.

Hugo: Hombre, en esos ambientes más “amansados”, más controlados, no puedes llevar un grupo de experimentación, no hay cabida para esa escena, pero en un festival tampoco. Es una buena señal que esto ocurra, que en las fiestas de pueblos y ciudades haya grupos que no son súper mainstream pero también tiene una lectura diferente, crítica, pues puede que estés como amaestrado.

Clara: Pero mira en los 80: Alaska y los Pegamoides iban a pueblos, era lo normal. Les salían bolos en provincias, los promotores les llevaban a las fiestas, y no se veía como algo tan raro. Tino Casal, con toda su parafernalia, salía a cantar en sitios que no eran nada modernos. Irían los modernos de la zona pero también gente de todo tipo. Igual antes, como todo estaba tan mezclado, no se daba tanta importancia a eso.

Quizás es que antes no había una etiqueta tan definida, y ahora está empezando a pasar, que el indie y el mainstream no está tan diferenciado, como señalabas antes

Clara: Mira Vetusta Morla, que hace poco tocaron en Madrid ante miles de personas. ¿Eso es indie, es mainstream…?

De cara al concierto del 9 de noviembre, ¿qué podemos esperar? ¿Hay alguna sorpresa?

Hugo: Bueno, la primera sorpresa es la del single, que regalamos a las 300 primeras entradas, con un par de canciones que solemos tocar, que son dos versiones. Luego vamos a tocar por primera vez una canción que está en el disco pero que no hemos tocado hasta ahora, la de “No quiero ser un hombre”. Y quizás haya más sorpresas, pero de momento no las hemos preparado.

Va a ser un concierto de puta madre, porque además vamos a tocar con La Plata. Va a ser una noche bonita.

¿Impone el cambio de sala, de la Sol, que parece más acogedora, al Teatro Barceló?

Hugo: Más que imponer, es más responsabilidad. Esperas hacerlo mejor, o que venga la gente. Siempre tienes la cosa de «hostias, no va a venir la gente».

Clara: Sí, porque en la Barceló ya tocamos, pero era con Perro, era su concierto, digamos, y nos invitaron a tocar. Y mucha gente vino a vernos, pero no es lo mismo. Esta vez es La Plata quien nos acompaña, pero no es una cuestión de teloneros, sino que es más nuestro concierto, es más responsabilidad.

Hugo: Siempre tienes esa idea, yo por lo menos, de que no vaya a venir la gente. En La Sol me pasó lo mismo: hasta el último momento era como «joé, no sé si va a venir alguien».

Hicisteis sold out y había gente que buscaba entrada.

Hugo: Sí, de hecho, me dijo Luis «podíamos haber vendido 600 entradas fácil». O sea, la cosa iba bien.

La Plata es quien os acompaña. ¿Lo pensasteis desde el principio? Nos da la sensación de que tenéis buen rollo con ellos.

Hugo: Sí, sí.

Clara: Mola verles tocar.

Hugo: Yo, a María, la conozco de antes de hacer La Plata. Venía a Madrid, se quedaba en mi casa… Y con Carmona igual, le conozco desde hace tiempo. Luego hemos conocido más a Diego… Y sí, fue la primera idea de hacerlo con ellos.

Clara: Son un espectáculo, en el escenario y fuera. Siempre pasan cosas.

Tienen pinta de ser gente con la que es difícil llevarte mal.

Hugo: La verdad es que tengo muchas ganas de este concierto. Va a ser de puta madre. También ellos llevan el disco muy rodado y cada vez que les ves se nota mucho. Aparte de que son buenos músicos, a medida que coincidimos con ellos… joé, es que son una apisonadora.

Clara: Nos llevaron a tocar a su concierto, en Valencia, con un montón de grupos, y nos lo pasamos muy bien, nos trataron genial.

Como idea, ¿una colaboración durante el concierto? ¿Una canción a medias?

Hugo: Ya, ya, tenemos que hablar.

Clara: Eso molaría, dos baterías…

Hugo: Estaría bien hacer algo.

Clara: “We Are The World”, jajaja.

Sonasteis en la banda sonora de Fariña. ¿Habéis notado algún repunte de interés por parte de la gente?

Clara: Somos un poco desastre y no miramos las estadísticas ni cosas de ésas.

Hugo: Más que un repunte, me ha escrito y me ha parado mucha gente para comentarme que ha escuchado nuestra música en la serie. Y entiendo que sí, que algo ha tenido que hacer.

Es un detalle que elijan una canción tuya, porque ven que encaja en un momento dado.

Hugo: Son cosas que molan, que te hacen mucha ilusión, que te da como reconocimiento.

Para terminar, nosotros ya pensamos de cara al futuro. ¿Ya habéis pensado en el nuevo disco?

Hugo: No, no hay nada.

Antes de hacer un disco, tengo que ordenar las cosas en mi cabeza. Entonces, ya tengo clara la idea a la que me voy a agarrar para todo el disco y el concepto al que voy a recurrir; pero ahora estoy en proceso de leer cosas, ordenar ideas… Yo creo que dentro de muy poco tiempo empezaremos a escribir canciones y demás.

Te gusta hacer discos que giren en torno a algo.

Hugo: Más que en torno a algo, que tengan un concepto artístico por debajo, que se sostenga sobre eso. Porque hacer un disco, como decía un amigo mío, es un pequeño trauma. Entonces, en ese camino del trauma, muchas veces yo me siento perdido. Si tengo algo a lo que agarrarme, si tengo el concepto por debajo, siempre me puedo apoyar en él.

Y luego también que yo, personalmente, no creo en algo que no tenga un concepto por debajo. No creo en los ejercicios de estilo ni en cosas más vacías. Me gusta apoyarme siempre en algo.

___

Foto de portada de Yago Castromil.

Web Hosting